¿Tu negocio se vio afectada por el covid? ¿Te encuentras hoy en dificultad para hacer frente al pago de tus deudas? En Letslaw te contamos cómo afrontar las dificultades financieras que puede tener tu empresa a través de procesos de reestructuración y refinanciación de deudas.

¿Qué son los procesos de reestructuración y refinanciación de deuda?

Un proceso de reestructuración y refinanciación de deuda implica una modificación en los términos y condiciones de las deudas previamente contraídas, las cuales no pueden ser afrontadas por problemas de solvencia o liquidez del deudor. Los cambios generalmente versan sobre:

  • El retraso de los vencimientos de las deudas objeto de reestructuración.
  • La adaptación de los instrumentos financieros seleccionados a la operativa de la sociedad.
  • La incorporación de dinero nuevo o financiación adicional y garantías adicionales.

Fases en las que se dividen los procesos

A continuación veremos las diferentes fases en los que se dividen los procesos de reestructuración y refinanciación de deuda

1. Presentación de la situación del deudor ante las Entidades Financieras

En esta fase se contacta con las entidades acreedoras y se intenta hacer una descripción del negocio, la operativa de la sociedad, un análisis de su situación económica y el estado actual de la deuda (mapa de deuda).

El objetivo es presentar a la sociedad como un proyecto serio que por razones circunstanciales se encuentra en dificultades financieras.

2. Planteamiento de propuesta para la reestructuración

Se hace una propuesta solida que genere confianza y logre el equilibrio de los intereses del deudor y los acreedores. En esta se deben incluir una descripción de los activos con los cuenta la sociedad -y en su caso el calendario de venta-, propuesta de pagos, otras negociaciones mantenidas con proveedores.

3. Periodo “standstill” entre las partes: suscripción de acuerdo “standstill

El standstill de un acuerdo temporal de no ejercicio de acciones (ejecución, concurso necesario), renuncia a la exigibilidad de la deuda y, en ocasiones, compromiso de mantenimiento de líneas de circulante y no devengo de intereses de demora.

El deudor puede comprometerse a no constituir garantías, limitar la disposición de sus activos y no solicitar el concurso voluntario.

4. Proceso de negociación con Entidades Financieras acreedoras

Se celebran reuniones y llamadas donde se analiza la propuesta de refinanciación con todas las entidades, en las mismas se planifica el calendario del proceso. Se han de consensuar posturas e intereses en ocasiones contrapuestos.

En estos casos se suele comunicar al juzgado competente para la declaración del concurso que se están llevando a cabo las tratativas de negociación para impedir las ejecuciones judiciales o extrajudiciales de bienes (herramienta que se encuentra en el artículo 5 bis de la ley concursal).

5. Elaboración de hoja de términos y condiciones esenciales o “term sheet

Se trata acuerdo preliminar y no vinculante (no es una oferta) donde se recogen los principales términos y condiciones de la refinanciación. En la práctica es paso previo imprescindible a la redacción de los contratos

6. Redacción de contratos

Estos pueden consistir en una recalendarización de la deuda a largo plazo, quitas, daciones en pago, estabilización de líneas de circulante, entre otras. El objetivo de esta etapa es plasmar todos los acuerdos arribados en el proceso de negociación y darles validez legal.

Aspectos legales a tener en cuenta

Es de vital importancia que estos acuerdos con acreedores sean homologados judicialmente, ya que esto producirá una suspensión de las ejecuciones y una extensión de los efectos a los acreedores de pasivos financieros disidentes.

Para ello se exige la viabilidad del negocio, la aceptación del 51% del pasivo y el certificado de un auditor de cuentas.

También es destacable que las muchas operaciones que derivan de estas negociaciones están exentas del impuesto de trasmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

¿Cómo pueden las pymes afrontar estos procesos con éxito?

Es fundamental contar durante este proceso con el asesoramiento adecuado para llevar adelante este proceso.

Actualmente existen distintas herramientas para hacer frente a una situación de insolvencia. Los profesionales que realicen el diseño de la estrategia deben contar con una clara perspectiva de la situación actual y conocer a fondo las circunstancias economías de la empresa.

LETSLAW

En Letslaw contamos con un equipo de abogados expertos en derecho mercantil que pueden ayudarte a llevar a cabo un proceso de reestructuración de tus deudas. Sabemos el valor que tiene para un empresario su negocio y podemos asesorarte sobre las estrategias más convenientes para sobrepasar problemas surgidos por el sobrendeudamiento y la falta de ingresos, así como también llevar a delante la negociación y el cierre del acuerdo.