Especialistas en protección de datos

¿Sabes por qué deberías contar con el apoyo de abogados especialistas en protección de datos? Una correcta política de protección de datos supone generar una mayor confianza en los clientes. Se protege su intimidad evitando que sus datos personales se divulguen y se utilicen para finalidades distintas de las autorizadas por propio usuario. Respetando así el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). El desconocimiento por parte de muchas empresas y la falta de asesoramiento por abogados especialistas en protección de datos supone un riesgo de ser sancionadas gravemente con multas muy elevadas.

El RGPD se aprobó en fecha 25 de mayo de 2016 y comenzó su aplicación efectiva desde el 25 de mayo de 2018. Es decir, las empresas han tenido un tiempo de adaptación de dos años hasta que las autoridades han comenzado a aplicar sanciones de acuerdo con esta nueva normativa.

El RGPD prevé infracciones que pueden categorizarse entre leves, graves y muy graves. Igualmente, la normativa nacional de cada estado miembro refleja también esta categorización y prevé una modulación de las sanciones a aplicar teniendo en cuenta la casuística concreta de cada caso. Pudiendo imponer sanciones que llegan hasta los 20 millones de Euros o al 4% de la facturación anual del grupo de empresas al que pertenezca la empresa sancionada.

De hecho, son numerosas las sanciones impuestas hasta este momento por parte de las autoridades nacionales de control de los distintos Estados Miembro de la Unión europea. Por temas tales como la base de legitimación para el tratamiento de los datos de los usuarios, el tiempo de conservación de los datos de los usuarios, el acceso a datos de forma ilícita, etc.

En Letslaw contamos con abogados especializados en protección de datos. Un equipo preparado para asesorar al cliente sobre todas las dudas que puedan surgirle al respecto. Hacemos hincapié en el cumplimiento de la nueva normativa.  Una labor previa de información y cumplimiento del RGPD puede evitar situaciones de riesgo y asegura a las empresas un correcto tratamiento de los datos personales, garantizando una adecuada protección de este derecho fundamental de las personas.

  • Asesoramiento permanente y continuado en materia de protección de datos
  • Diseño e implantación de políticas internas
  • Trámites ante la AEPD