Modificación sustancial de las condiciones de trabajo

Modificación sustancial de las condiciones de trabajo y movilidad geográfica

Una modificación sustancial de las condiciones de trabajo es aquella que puede afectar a los trabajadores tanto individual como colectivamente.

En ambos casos la empresa puede llevar a cabo modificaciones de las condiciones de trabajo cuando existan razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Podemos distinguir modificaciones como aquellas que afecten a la jornada de trabajo, horario y distribución de la jornada, el sistema de remuneración, los sistemas de trabajo y de rendimiento o el régimen del trabajo a turnos.

Las modificaciones deberán notificarse al trabajador afectado y también a sus representantes legales en los tiempos establecidos en la legislación. Siendo este de 15 días de antelación a la fecha de su efectividad.

Los trabajadores podrán aceptar la modificación sustancial de las condiciones de trabajo o extinguir su relación laboral teniendo derecho a las indemnizaciones correspondientes.

Si se opta por no rescindir la relación laboral, podrá impugnarse la o las modificaciones sustanciales ante la jurisdicción competente.

Por otro lado, en las empresas puede también llevarse a cabo la denominada movilidad geográfica. Esta se produce por aquel traslado del trabajador a otro centro en una localidad distinta e implica un cambio de residencia.

Es importante diferenciar entre un traslado o un desplazamiento. El traslado implica el cambio de residencia habitual por un periodo superior a tres meses. Mientras, en el desplazamiento, la movilidad geográfica no debe superar más de doce meses repartidos en un plazo de tres años.

Las razones de dicha movilidad, al igual que la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, serán económicas, técnicas, organizativas y de producción.

Los traslados pueden tener también un carácter individual o colectivo. Los trabajadores tendrán también las opciones de aceptar la movilidad o que se extinga la relación laboral. Pudiendo en el primer de los casos impugnar dicha decisión sin perjuicio de su ejecutividad en el plazo establecido.

En Letslaw, llevamos a cabo un estudio pormenorizado de cada uno de los casos que se presentan para encontrar la mejor solución para todos ellos. Aplicando un conocimiento tanto de la legislación como de la jurisprudencia.

Si tiene dudas acerca del traslado que ha llevado a cabo su empresa, no dude en contactar con nosotros para obtener un asesoramiento legal personalizado e inmediato y así poder evaluar y analizar los requisitos, consecuencias, así como posibilidades para cada una de las partes.