El paso de lo analógico a lo digital ha supuesto un cambio importante en la forma de producir y distribuir las obras protegidas por derechos de autor tales como las fotografías, la música o los libros. La producción ya no supone un esfuerzo económico tan elevado y la sociedad se muestra cada vez más encaminada hacia la democratización de la creación en la que, y especialmente en el entorno digital, el acceso fácil y rápido a un acervo rico y común se ha convertido en necesario e imprescindible para continuar creando. De este modo, frente al tradicional, rígido y monopolístico sistema de “todos los derechos reservados”, surgen las licencias abiertas que se presentan como una alternativa flexibilizadora del sistema desde el respeto a la legalidad.

 

¿Qué significa que una obra tiene una Licencia Abierta?

 

Los derechos de autor sobre una obra se clasifican en dos tipos: morales y patrimoniales. Si bien los derechos morales (entre los que se encuentran, por ejemplo, el derecho a ser reconocido como autor o el derecho a mantener la integridad de la obra) son irrenunciables, no ocurre lo mismo con los patrimoniales o de explotación (reproducción, distribución, comunicación pública y transformación).

Para hacer uso de estos derechos es necesario disponer del permiso expreso de su titular. Este permiso puede otorgarse a través de una licencia expresa que acompaña a la obra. La ausencia de una licencia expresa o información sobre el tratamiento de derechos es considerada como una reserva total de los mismos.

En este contexto legal, el movimiento por la cultura libre y los contenidos abiertos ha desarrollado diversos tipos de licencias abiertas. Una licencia abierta es aquella mediante la cual el titular de los derechos de autor concede al público en general, es decir, a un sinfín de potenciales licenciatarios, permiso jurídico para utilizar la obra en los términos en ella establecidos. Normalmente, la existencia de una licencia abierta es indicada en la propia obra y en los medios a través de los cuales es difundida. Las licencias abiertas más comunes y utilizadas son las denominadas licencias Creative Commons.

 

¿Cómo afectan las Licencias Abiertas a la Propiedad Intelectual?

 

En los modelos de licencias abiertas, es a partir de la atribución de derechos de explotación, cuando su titular autoriza el uso y, en ocasiones, la transformación de la obra bajo las condiciones en ella determinadas. Es decir, surgen como un sistema alternativo a “todos los derechos reservados”.

Es importante tener en cuenta que, si bien nacen como alternativa al sistema tradicional, no significan un rechazo al sistema de Propiedad Intelectual, sino una crítica contra su rigidez.

En este sentido y a modo de ejemplo, encontramos el caso de las licencias Creative Commons. Consisten en una serie de clausulados tipo en los que los titulares de los derechos de explotación de las obras, informan a todos los potenciales licenciatarios de cuáles son las explotaciones autorizadas de las mismas.  Existen principalmente seis tipos de licencias dependiendo de los usos que el titular de los derechos autorice. En todo caso, tanto los derechos morales de los autores como los derechos de explotación no objeto de la licencia deberán respetarse al usar o explotar las obras con licencia Creative Commons.

 

Consideraciones legales en materia de derechos de autor

 

Cuando el titular de derechos de explotación sobre una obra decide otorgar una licencia abierta debe tener en cuenta una serie de consideraciones legales. Siguiendo nuestro ejemplo, en el caso de las licencias Creative Commons, estará permitiendo durante todo el tiempo de protección de la obra, de manera gratuita y en todo el mundo a todo aquel que bajo las condiciones establecidas quiera hacer uso de la misma, siempre y sea cual sea el tipo de licencia Creative Commons que haya decidido utilizar, el derecho a reproducir, distribuir y comunicar al público la obra pudiendo, además, y según la licencia seleccionada otorgar el derecho a transformarla y usarla para fines comerciales.

Debido al ejercicio tan extenso de los derechos de explotación de la obra que el otorgamiento de licencias abiertas conlleva, pueden suponer un sistema útil para licenciar determinados tipos de obras, pero puede no resultar en absoluto conveniente en otros casos. Por esta razón, es muy importante que los titulares de derechos estén debida y plenamente asesorados sobre la conveniencia o no de licenciar sus obras bajo licencias abiertas.

 

¿Tienes dudas? Letslaw es una firma de abogados especializada en el asesoramiento jurídico en derecho digital, nuevas tecnologías y protección de intangibles (propiedad intelectual e industrial, derechos de imagen, derechos de autor, marcas y nombres comerciales, etc.).

 

Para más información, puedes consultar nuestros servicios haciendo click aquí.