Un juzgado de Hamburgo ha resuelto la primera demanda interpuesta contra la extensión AdBlock Plus mediante una sentencia que podría ser revolucionaria por lo que implica en cuanto a la importancia de las decisiones de los usuarios en el ámbito online.

Tras varios meses de un proceso judicial iniciado por los periódicos alemanes Die Zeir y Handelsblatt contra la popular extensión para navegadores AdBlock Plus, el juez ha determinado la legalidad de la misma, considerando que los usuarios tienen plano derecho para controlar su navegación, incluso si ello puede suponer el bloqueo de anuncios publicitarios.

No obstante, los responsables de los medios alemanes han anunciado que recurrirán la sentencia puesto que continúan firmes en su acusación contra la popular extensión para navegadores: “Todavía estamos convencidos de que AdBlock Plus es una práctica ilegal y anticompetitiva. Infringe la libertad de prensa. Por tanto, esperamos al razonamiento escrito de la sentencia, lo analizaremos y examinaremos la posibilidad de recurrir”.

A continuación hemos considerado conveniente analizar algunas de las claves técnicas y jurídicas en relación con esta noticia.

1.- ¿En qué consiste y cuáles son las principales funcionalidades de la extensión?

AdBlock Plus es una extensión para navegadores web que permite a los usuarios que la instalan filtrar los banners publicitarios durante su navegación web.

 

En este sentido, es importante destacar el hecho de que lo que la extensión realiza verdaderamente es un filtro, y no una eliminación total de la publicidad. En efecto, AdBlock Plus permite al mismo tiempo a las empresas formar parte de la denominada “white list” de la extensión, es decir, un listado de empresas cuyos anuncios superan el filtro de la extensión y consiguen impactar a los usuarios que se han descargado AdBlock Plus.

2.- ¿Qué es lo que ha motivado a los medios digitales alemanes para iniciar esta contienda judicial?

La principal fuente de financiación de los medios digitales en la actualidad pasa sin duda por lo ingresos publicitarios que estos consiguen a través de distintas modalidades de banners que impactan a los usuarios en las publicaciones digitales.

En este contexto, una extensión como AdBlock Plus afecta sensiblemente a campañas publicitarias de marketing online basadas en modalidades CPL, CPA o CPM. Por ello, los medios digitales alemanes no son los únicos que se han planteado acudir a los tribunales para tratar de impedir la propagación de extensiones como AdBlock Plus: en Francia, los grupos mediáticos GESTE e IAB France también han anunciado hace unos meses que podrían iniciar próximamente acciones judiciales contra los responsables de la extensión.

3.- ¿Qué argumentos legales podrían utilizar medios y anunciantes para defender sus intereses?

Los principales argumentos legales esgrimidos por parte de los medios digitales se refieren fundamentalmente a los principios de libertad de prensa y libre competencia.

Respecto al primer argumento, no parecería que una aplicación que filtra la publicidad mostrada en las publicaciones digitales implica un atentado contra la libertad de prensa, siempre y cuando la extensión respete el contenido íntegro de los contenidos editoriales del sitio web.

No obstante, la inclusión en la “white list” de la extensión se conseguiría presuntamente mediante el pago de importantes sumas de dinero a la empresa responsable de la extensión, lo cual podría constituir una limitación a la libre competencia.

Asimismo, cabe plantearse si la modificación de los sitios web sobre los que opera la extensión una vez descargada en los terminales de los usuarios infringe los derechos de propiedad intelectual de los sites, y surgen entonces varios interrogantes: ¿AdBlock Plus modifica el código fuente del sitio web sin la autorización de sus titulares? ¿Los banners publicitarios forman parte de los contenidos protegidos por el sitio web?

4.- La defensa de AdBlock Plus

Por su parte, los responsables de la extensión se defienden de las distintas acusaciones acogiéndose a la libertad de decisión del usuario sobre si ser o no impactado por publicidad durante su navegación a través de Internet. En este sentido, resulta de vital importancia que en el momento previo a proceder a la descarga de una extensión como AdBlock Plus, el usuario pueda ser informado de manera clara y precisa sobre las funcionalidades de la extensión mediante la aceptación de los Términos y Condiciones y la Política de Privacidad de la misma.

Respecto a las acusaciones en relación con la “white list”, desde AdBlock Plus se argumenta que “cualquiera puede solicitar su inclusión en la lista”.

Si finalmente la sentencia es recurrida en primera instancia, resultará especialmente interesante seguir este caso de manera que podamos responder definitivamente a las siguientes preguntas:  ¿Infringe AdBlock Plus la Propiedad Intelectual de los sitios web sobre los que se utiliza? ¿Implica prácticas anticompetitivas la denominada “white list” de AdBlock Plus? ¿Se debe sobreponer en cualquier caso la facultad de decisión de los usuarios incluso si ello supone una merma sobre los derechos de terceros como medios digitales y anunciantes?

Letslaw es un despacho especializado en derecho de las nuevas tecnologías, propiedad intelectual y protección de datos.