En su artículo 17 se regula el derecho al olvido RGPD, también denominado derecho a la supresión de los datos personales (anteriormente denominado derecho de cancelación). Concretamente dicho artículo establece que el responsable del tratamiento estará obligado a suprimir los datos personales del interesado cuando éste desee la supresión de los datos personales que le conciernen.

¿Qué es el derecho de supresión (“derecho al olvido”)?

Según la Agencia Española de Protección de Datos, es la manifestación del derecho de supresión aplicado a los buscadores de internet.

El derecho al olvido RGPD hace referencia al derecho a impedir la difusión de información personal a través de internet cuando su publicación no cumple los requisitos previstos en la normativa. En concreto, incluye el derecho a limitar la difusión universal e indiscriminada de datos personales en los buscadores cuando la información es obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público, aunque la publicación original sea legítima, por ejemplo: informaciones amparadas por las libertades de expresión o de información que ya no tienen relevancia ni interés público, y que causan una lesión a los derechos del interesado (derecho al honor, intimidad y propia imagen).

Obligaciones del RGPD al olvido

Según lo establecido en el RGPD, el Responsable del tratamiento, cuando haya hecho públicos los datos personales de un usuario deberá por petición del interesado suprimir dichos datos, cuando concurran alguna de las circunstancias siguientes:

    • Los datos personales ya no sean necesarios en relación con los fines para los que fueron recogidos o tratados;
    • El interesado retire el consentimiento en que se basa el tratamiento para el fin que fue recogido;
    • El interesado se oponga al tratamiento y no prevalezcan otros motivos legítimos para el tratamiento;
    • Los datos personales hayan sido tratados ilícitamente;
    • Los datos personales deban suprimirse para el cumplimiento de una obligación legal establecida en el Derecho de la UE.

El derecho al olvido puede ejercitarse ante el Responsable del tratamiento de los datos personales del interesado: motores de búsqueda en Internet, Google, Yahoo, entre otros, y en el caso de no recibir respuesta, el usuario puede interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

Al Responsable del tratamiento, el RGPD le exige proporcionar al usuario la información necesaria sobre cómo puede ejercitar sus derechos y ante quién deben hacerlo. Por lo tanto, el Responsable del tratamiento deberá informar al interesado a través de un canal sencillo y claro sobre los pasos que ha de seguir para ejercer sus derechos, determinando la forma, plazo y a quién dirigirse.

Google y el derecho al olvido RGDP

Google es el mayor buscador del mundo, y como consecuencia de ello la mayoría de solicitudes de ejercicio del derecho de supresión de datos personales se dirigen ante él.

Con anterioridad a la entrada en vigor del RGPD, el “derecho al olvido” ya había sido objeto de reconocimiento jurisprudencial.  La Sentencia del TJUE 13 de mayo de 2014, asunto C-131/12 abordó el caso Google contra la Agencia Española de Protección de Datos. En esta Sentencia el TJUE establece que la actividad de un motor de búsqueda como Google debe calificarse como “tratamiento de datos personales” cuando afecta a información de personas físicas, convirtiéndole por tanto en responsable de dicho tratamiento. Esto se justifica en que el buscador recoge esa información de terceros, la indexa automáticamente, la almacena y la pone a disposición de cualquier persona.

Actualmente, los buscadores como Google, Yahoo tienen habilitados sus propios formularios para que los interesados puedan ejercer el derecho de supresión de sus datos personales.

Desde Letslaw ayudamos a empresas de todo tipo a cumplir con la normativa en materia de protección de datos personales y en todo lo relacionado con el sector digital.