¿Te preguntas cómo patentar una marca o cómo registrar una marca en España? Cuando hablamos de marca, hay que definirla como el elemento esencial de la empresa para que el consumidor identifique fácilmente un producto o servicio, sirviendo para asociar los valores que pretende la empresa asociar a los mismos.

A la hora de salir al mercado con un producto o servicio es recomendable proceder al registro de la marca, puesto que ello otorga un derecho exclusivo a la empresa frente a terceros, no pudiendo usar la marca sin la autorización del titular, y con ello beneficiándose de su posicionamiento.

Pasos a seguir para registrar una marca

Cuando hablamos de cómo patentar es importante prestar atención a todos los pasos. Para iniciar el registro de una marca hay que tener en cuenta la elección de un buen nombre es un factor importante para la empresa.

Es recomendable realizar una lista de posibles nombres que conecten con la filosofía de la empresa y resulten atractivos para el consumidor final.

Para evitar sorpresas es importante comprobar que el nombre elegido no es una marca ya registrada, siendo necesario para dicho trámite consultar dicha disponibilidad en la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Si la marca se encontrase disponible, es muy recomendable comprobar la disponibilidad del dominio web, dado que la web supone una extensión imprescindible de la propia marca.

Además, hay que tener en cuenta el diseño de la marca, existiendo 3 tipos:

  1. La marca denominativa es un nombre propio o un seudónimo a tu marca compuesto por letras, números, palabras o conjunto de palabras. No siendo posible registrar el color o tamaño de la letra.
  2. La marca de tipo gráfica está compuesta por símbolos gráficos, logotipos, dibujos, etc. Este tipo de marcas identifican el producto sin necesidad de incluir texto.
  3. La marca mixta, la cual combina las dos anteriores, protegiendo el logotipo y el texto.

El siguiente paso consistirá en indicar la clase de producto o servicio que se pretende proteger, por lo que este proceso deberá realizarse conforme a la Clasificación de Niza basada en un acuerdo de Clasificación Internacional de Productos y Servicios para el Registro de las Marcas.

La Clasificación de Niza se encuentra conformada por un listado de 45 clases que engloban diferentes tipos de productos y servicios. Las clases en las que se registre la marca, serán los productos y servicios que protegerá la marca.

¿Cuánto cuesta registrar una marca en España?

Hay que tener en cuenta que, independientemente de los gastos de gestión del registro,  la tasa de registro aumenta por cada clase que se elija para la marca; por lo que el presupuesto no será siempre el mismo.

El coste, por la inscripción de una marca o nombre comercial es de alrededor de 144€ por la primera clase solicitada. Existe un descuento de un 15% para las solicitudes vía electrónica. La segunda y siguientes clases solicitadas cuestan alrededor de 93 euros cada una.

La solicitud de registro de la marca se presentará ante la Oficina Española de Patentes y Marcas o en las oficinas del órgano competente de cada Comunidad Autónoma.

Una vez aprobado el examen, la solicitud de registro de la marca se publicará en el Boletín Oficial del Estado durante un plazo de dos meses. Esta publicación se realiza para que terceros tengan derecho a oponerse al registro de tu marca en el caso de poseer un registro anterior al tuyo y consideren que pueda ser afectado por tu solicitud.

Si no se presenta ninguna oposición, la marca se publicará el registro de marca en el BOE y se expedirá el título de la concesión donde constará que tienes otorgados los derechos de explotación de tu marca.

Aspectos legales importantes a tener en cuenta

Hay que tener en cuenta que el titular obtendrá el derecho de uso exclusivo de la marca durante un periodo de 10 años. Por lo que hay que recordar realizar la renovación con tiempo, en concreto, se deberá realizar este trámite en los seis meses anteriores a la fecha de expiración de la protección de la marca. Durante los siguientes seis meses después de la expiración, se podrá renovar la marca, pero existirá un incremento de hasta el 50% en el valor de las tasas.

Desde Letslaw ofrecemos a nuestros clientes servicios para el registro y control de la marca de tu negocio.