Te mostramos la importancia de tener un procedimiento de seguridad en tu empresa y te ayudamos a mantenerla actualizada en materia de privacidad y protección de datos.

Defensa de la privacidad de una empresa

En el actual entorno empresarial, en el que la información tiene un valor imprescindible para las oportunidades que presentan las nuevas tecnologías (como, por ejemplo, el internet de las cosas o Internet of Things), la defensa del derecho a la privacidad se plantea como uno de los grandes retos de las empresas del s. XXI.

Este derecho a la privacidad no solo interesa a los individuos en cuanto a titulares de los derechos sino también a las empresas, dado que su credibilidad y la confianza que depositan en ella sus clientes puede verse afectada en caso de sufrir violaciones a sus bases de datos. El futuro de las empresas pasa por, como establece el nuevo Reglamento General de Protección de Datos, el diseño basado en la privacidad, el cumplimiento responsable y el análisis de riesgos, lo cual va a suponer una mejora significativa de los modelos de gestión, los procesos y las herramientas.

Y esto se debe a que, más allá de la exigencia del cumplimiento legal, el consumidor es cada vez más consciente de sus derechos y eso le convierte en más exigente.

Privacidad y derecho digital

La defensa de la privacidad, que se ha impuesto en la normativa europea y en la española (a la espera de la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos), es la base en la que deben apoyar las empresas su desarrollo, si pretenden hacerlo de forma sostenible.

A esta normativa debemos sumar la propuesta de Reglamento de privacidad electrónica (ePrivacy), que complementa al RGPD como ley especial, cuya entrada en vigor se prevé para 2019.

Las empresas van a tener que informar a los usuarios de la clase de datos personales que se recogen y con qué fin. El consentimiento no va a poder ocultarse en los Términos y Condiciones o vinculado a otros servicios. Si en una compra online se han de facilitar datos personales, estará permitido cuando sea imprescindible, no en el resto de casos, en los que se tendrá que dar de nuevo el consentimiento (ejemplo, en caso de utilización de datos para publicidad).

¿Qué tiene que hacer?

El primer paso que debe dar la empresa es aceptar la importancia de la protección de la privacidad incluso yendo más allá de lo que la normativa le pueda exigir. Toda mejora en este campo va a redundar siempre en su beneficio porque no se puede olvidar que la privacidad es importante para los clientes y para la propia empresa. Una vez asumida esta parte, es importante que se tomen medidas para la protección de esta información. Para ello, es vital tomar decisiones como clasificar la información para poder implementar las medidas de seguridad, cifrar la información de los equipos móviles que puedan ser robados o extraviados, bloquear los equipos cuando no se usen, seguir una política de mesas limpias y garantizar que las contraseñas de los equipos sean secretas.

Letslaw: Abogados para privacidad y derecho digital

Letslaw es un despacho con un equipo de abogados especialistas en internet, los nuevos medios y tecnologías y las cuestiones relacionadas con el derecho de software.

Desde Letslaw entendemos que es una tarea compleja el hecho de ofrecer una solución global estandarizada para el negocio digital ya que son necesarias soluciones a medida de la realidad del cliente, sus necesidades y una gestión continua de los posibles riesgos legales de incumplimiento. Por ello, ofrecemos respuestas personalizadas a cada cliente en relación a las necesidades legales orientadas a garantizarles seguridad jurídica en el entorno digital y tecnológico.