¿Sabías que existen diferentes tipos de inversores en Crowdfunding? El Crowdfunding se ha posicionado en los últimos años como uno de los sistemas de financiación más populares dentro del ecosistema StartUp. A medida que avanza el fenómeno de la globalización y nos encontramos cada vez más conectados en todo el mundo, sistemas como el Crowdfunding son capaces de marcar la diferencia del éxito inicial de un proyecto sobre la base de la atracción de inversión y capital.

El mercado del Crowdfunding ha despegado y no para de crecer, esperando que a nivel global en el período de 2020-2025 se triplique el total de donaciones anuales hasta alcanzar los 25.000 millones de euros anuales mediante este sistema de financiación.

Aunque existen varias categorías y modalidades de Crowdfunding, todas ellas difieren considerablemente en cuanto al sistema de objetivo/recompensa; mostrándose útiles sus ventajas intrínsecas tanto para la empresa como el inversor según el escenario perseguido. A continuación te mostramos algunos de los diferentes tipos de crowdfunding más utilizados hoy en día para que consideres cual es el tipo más adecuado para tu negocio, proyecto o empresa.

Tipos de crowfunding

Los principales tipos de Crowdfunding que hoy en día se emplean en campañas en todo el mundo son los cinco tipos siguientes:

  1. Crowdfunding de Recompensa
  2. Crowdfunding de Donaciones
  3. Crowdfunding de Préstamos o Crowdlending
  4. Crowdfunding de Inversión (Equity Crowdfunding)
  5. Crowdfunding de Recompensa por Donación (Crowdfunding Mixto)

1. Crowdfunding de Recompensa

Esta modalidad, junto a la de Donaciones, es la más extendida y popular de entre las cinco categorías. Podría conceptualizarse como la digitalización del micromecenazgo, al ser campañas de captación de inversión en la que se ofrece a los inversores que apoyan la idea o el proyecto, una escala de recompensas como muestra de agradecimiento.

Las recompensas recibidas se suelen establecer al inicio de la campaña de crowdfunding conforme a una escala según las cantidades aportadas por el inversor. Las características de estas recompensas son prácticamente ilimitadas, desde productos como tal (por ejemplo, muestras de producto, regalos, una remesa del producto final etc.) hasta beneficios económicos o regalos de toda clase.

2. Crowdfunding de Donaciones

La segunda modalidad más famosa es el crowdfunding mediante donaciones. Este consiste en solicitar pequeñas donaciones para proyectos sociales, benéficos o comunitarios específicos y eminentemente filantrópicos.

Mediante esta modalidad se aprovecha la capacidad de las plataformas de crowdfunding para llegar al máximo público posible y recaudar fondos en tiempo récord. Esta modalidad se ha empleado en numerosas ocasiones para recaudar fondos para tratamientos médicos muy costosos, crisis financieras o humanitarias inesperadas o para proyectos comunitarios como actividades sociales o la construcción de un parque.

3. Crowdfunding de Préstamos o Crowdlending

El crowdfunding de préstamo consiste en acudir a la comunidad de internet en búsqueda de financiación para el proyecto con el compromiso de devolución de las cantidades percibidas. Esta modalidad se suele realizar a través de las conocidas como Plataformas de Financiación Participativa, que actúan como intermediarias entre prestatarios, particulares o empresas, a cambio de una comisión o tipo de interés mensual.

El Crowdlending se ha postulado como un modelo alternativo de financiación con cada vez más fuerza que permite al empresario financiarse sin acudir a los servicios tradicionales de crédito o financiación a través de la banca. También se conoce como Peer2Peer Lending o préstamos entre particulares.

4. Crowdfunding de Inversión (Equity Crowdfunding)

Con el Equity Crowdfunding, también llamado Crowdfunding de inversión, los emprendedores consiguen inversión privada para su negocio a cambio de vender parte de su empresa a inversores externos en función del capital aportado. Al inversor se le recompensa convirtiéndolo en accionista de la empresa.

El Equity Crowdfunding no se encuentra limitado a empresas de inversión, sino que cualquier persona individualmente o en grupo, puede proporcionar financiación a una StartUp a cambio de participaciones de la misma.

Esta modalidad se ha popularizado como la fórmula más profesionalizada de obtener financiación para StartUps.

5. Crowdfunding de Recompensa por Donación (Crowdfunding Mixto)

En último lugar, una modalidad que cada vez se está extendiendo más en la red es la del Crowdfunding de Recompensa por Donación.

Son campañas de Crowdfunding de donación en las que se añade determinadas recompensas a cambio de los fondos donados para el proyecto o causa social.

Inversor acreditado y no acreditado

La Ley 5/2015 de Fomento a la Financiación Empresarial (LFFE) trajo consigo la incorporación de aspectos regulatorios a las Plataformas de Crowdfunding o según son conceptuadas por la Ley como Plataformas de Financiación Participativa, destacándose tanto la obligación a obtener autorización para su actividad por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como de solicitar a sus usuarios, la categoría de inversor.

La LFFE distingue entre dos tipos de inversores en Crowdfunding: inversores acreditados y no acreditados mediante su artículo 81.1, sin hacer distinción si estos inversores actúan como persona física o como persona jurídica.

Inversor Acreditado será todo aquel que reúna los requisitos numerus clausus exigidos por la LFFE en su artículo 81.

A modo ejecutivo, tendrán la consideración de Inversor Acreditado en una PFP:

  • Las Personas Físicas que acrediten unos ingresos anuales superiores a 50.000 Euros o un patrimonio financiero superior a 100.000 Euros.
  • Los Empresarios Individuales y PYMES cuyo activo sea igual o superior a 1 millón de Euros, su cifra anual de negocios sea igual o superior a 2 millones de Euros y sus propios recursos sean iguales o superiores a 300.000 Euros.
  • Las Personas Físicas y Jurídicas a las que hace referencia la Ley del Mercado de Valores en su Artículo 78.3 bis 3 (Letras a, b y d) es decir:
    • Entidades Financieras y personas jurídicas autorizadas para operar en mercados financieros
    • Estados y Administraciones Regionales ampliamente
    • Inversores no institucionalizados.

En último lugar y a modo de cajón de sastre, cualquier persona física o jurídica que acredite estar asesorada por un servicio de Asesoramiento Financiero sobre Instrumentos de Financiación en PFPs, se considerará como Inversor Acreditado.

Por el contrario, todo inversor que no reúna estas características, tendrá la categoría de Inversor no Acreditado ante una PFP.

Diferencias de actuación de la PFP en relación con el tipo de inversor

Según la categoría de inversor a la que se acceda dentro de la PFP, se nos permitirá operar dentro de unos límites en la Plataforma, así como se desarrollarán las relaciones entre los Inversores y la propia Plataforma.

La principal diferencia operativa marcada por la LFFE según la categoría del Inversor, radica en los límites a la participación en la inversión.

Los Inversores no acreditados se encuentran limitados económicamente a:

  • Máximo de 3.000 Euros de inversión en un mismo proyecto publicado en la misma PFP.
  • Máximo de 10.000 Euros anuales de inversión entre diferentes proyectos publicados en la PFP.

Asimismo, deberán declarar ante la PFP que la inversión realizada en el período de los últimos meses, en el conjunto de PFPs en las que se encuentra dado de alta, no supera los 10.000 Euros.

Por el contrario, los inversores acreditados no cuentan con límites económicos a su inversión, ni respecto de un solo proyecto o en el conjunto de las inversiones llevadas a cabo en la misma plataforma.

Otra diferencia significativa se encuentra en el Deber de Información dispuesto en la LFFE en lo que respecta a la información que se ha de dar a los inversores no acreditados en relación con su actividad en la plataforma.

Según la LFFE, el contenido de información debe comprender:

  • Que la participación en un proyecto de crowdfunding no es objeto de autorización, supervisión o revisión por la CNMV ni el Banco de España.
  • Que la emisión de Títulos Valores derivada del proyecto de crowdfunding tampoco es objeto de autorización, supervisión o revisión por la CNMV ni constituye el trámite de información mediante folleto informativo aprobado por la CNMV
  • Los riesgos que debe asumir el inversor no acreditado, es decir, la pérdida del capital invertido, riesgos de retorno de inversión y de liquidez del destinatario de la inversión.
  • Que el capital invertido no se encuentra cubierto ni garantizado por la CNMV a través del fondo de garantía de inversiones ni por el fondo de garantía de depósitos.

Este trámite de información no es de obligatorio cumplimiento para con los inversores acreditados.

Otra de las diferencias que marca la LFFE según la categoría del inversor radica en el acceso a las modalidades de financiación, impidiendo a los inversores no acreditados acceder a campañas de crowdfunding que impliquen la emisión o suscripción de participaciones, acciones u otros valores representativos de capital que incorporen un derivado implícito.

Los inversores no autorizados tampoco podrán emplear protocolos de inversión automática ni mecanismos que permitan automatizar las decisiones de inversión dentro de la plataforma.

En último lugar, se dirige una limitación directamente a la Plataforma de Financiación Participativa, las cuales se encuentran limitadas a la captación de fondos por un máximo de 5 millones de Euros cuando se dirija el proyecto exclusivamente a inversores acreditados. En los demás casos, se dirija de manera mixta o sólo a inversores no acreditados el límite de la campaña de captación será de 2 millones de Euros.

En Letslaw somos especialistas en Fintech y Plataformas de Financiación Participativa, asesorando y gestionando a nuestros clientes desde el inicio del proyecto hasta el desarrollo operativo del mismo, acompañando a los emprendedores en todo momento con el fin de que el lanzamiento de su PFP sea acorde al marco legal vigente y suponga un éxito para el proyecto.