En los últimos años han ido apareciendo nuevas fórmulas de financiación e inversión para las empresas conocidas como wealthtech. Gracias a ellas se accede rápidamente al capital y se simplifican los procesos.

¿Qué es wealthtech?

De la contracción de Wealth, patrimonio o riqueza, y Tech, tecnología, se crea este término que designa una subcategoría de Fintech dónde las empresas de tecnología financiera crean soluciones digitales para transformar la industria de la inversión y de la gestión del patrimonio.

Así pues, se encargan de gestionar y hacer crecer el patrimonio económico de las personas con asesores basados en inteligencia artificial y big data, plataformas de micro inversión o soluciones basadas en redes sociales.

En otras palabras, es la gestión del ahorro y la inversión con medios tecnológicos; uno de los segmentos Fintech con más proyección.

Algunos ejemplos de Wealthtech en España son: Indexa Capital, Micappital o Acuratte Quant.

Categorías identificadas de Wealthtech

En estos nuevos métodos de inversión encontramos diferentes categorías:

  • La Micro inversión que permite realizar pequeñas inversiones sin comisiones con cantidades iniciales muy bajas. En otras palabras, son aplicaciones que presentan la inversión como algo sencillo, cómodo y accesible.
  • Los Brokers digitales, son aquellas plataformas y herramientas en línea que ponen información bursatil al alcance de cualquier persona, dándoles también la posibilidad de invertir en bolsa. Los clientes pueden conocer las estadísticas y hacer comparativas con otros traders.
  • Los Robo Advisors que aportan un servicio de gestión de carteras automatizado. Invierten el dinero de sus clientes en distintos instrumentos. Es gestión pasiva.

Estas plataformas de ayuda para inversores y asesores financieros reúnen las herramientas necesarias para optimizar la gestión de carteras de inversión. Efectúan una gestión pasiva y la inversión que promueven se realiza con fondos cotizados.

Gracias a este tipo de servicios, se crean, planifican y observan las inversiones y se ayuda a tomar decisiones sobre los productos a seleccionar o los recursos a asignar.

Es necesario mencionar también a los Quant Advisors que usan la inteligencia artificial para proporcionar un servicio de inversión automatizado y predecir las mejores estrategias de inversión. Es gestión activa.

Además, encontramos el Crowdfunding, un mecanismo colaborativo de financiación de proyectos desarrollado sobre la base de las nuevas tecnologías. No hay intermediación financiera y consiste en poner en contacto a promotores o creadores de proyectos que demandan fondos a diversos inversores.

Aquí, no solo hay un inversor, sino que varias personas invierten en el proyecto que les gusta y se convierten en nuevos socios de dicha empresa. Cada uno ingresa una cantidad mínima para el proyecto hasta alcanzar la cifra necesaria indicada en la ronda, es una colaboración colectiva. De esta manera, también se reducen los riesgos.

En cambio, el Crowdlending, es una de las modalidades de micro mecenazgo. En este caso, se basa en préstamos. Consiste en financiar empresas, proyectos o individuos a través de numerosos inversores, en masa, a cambio de un tipo de interés.  Es un modelo innovador, una alternativa a los servicios bancarios tradicionales.

En otras palabras, permite financiarse por la comunidad financiera sin acudir a los servicios de un banco u otra entidad financiera tradicional. Permitiendo aumentar la seguridad de los inversores que pueden repartir las inversiones en numerosos activos, reduciendo de esta manera el riesgo (impago, quiebra de la empresa, cambios en tipo de interés o en las perspectivas económicas de la empresa o de la economía…).

Además, no tienen que cumplir con una experiencia previa o conocimientos financieros, ni tienen obligación de exclusividad de inversión con la plataforma.

Aspectos legales a tener en cuenta

La evolución de la tecnología y el avance de la digitalización permiten la evolución de los servicios financieros. Si bien las Wealthtech transforman la industria de la gestión de las inversiones, es importante cumplir con todas las obligaciones legales.