¿Te preguntas cómo tiene que ser el contrato con un Influencer? Te explicamos la importancia del contrato de prestación de servicios entre un Influencer y la empresa.

¿Cuál es la regulación legal de los Influencers en España?

Los denominados “Influencers”, figura que se conoce por este término anglosajón, son aquellas personas que influyen o tienen influencia en un determinado ámbito mediante la publicidad de determinadas marcas o productos en redes sociales y la creación de contenido a favor de estas empresas.

En este sentido, y abogando por la transparencia y la protección de los consumidores, en España ha entrado en vigor el pasado 1 de enero de 2021 el tan esperado Código de Conducta de la publicidad de Influencers que fue redactado por la Asociación Española de Anunciantes (AEA) y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol).

El objetivo principal de este Código es contar con un protocolo de buenas prácticas y un mecanismo de persecución de prácticas ilícitas y que, además, los contenidos digitales creados por los Influencers que tengan naturaleza publicitaria, sean fácilmente inidentificables como tales por sus seguidores.

¿Cómo tiene que ser un contrato entre estos creadores de contenido y las marcas?

Como tónica habitual, los contratos que se firman entre anunciantes o empresas y los Influencers suelen ser contratos de obra o de prestación de servicios. Dichos contratos deberán ser escritos claros sin perder el rigor necesario para la vinculación contractual, pero sin caer en el clásico e interminable contrato en el más estricto sentido jurídico, y deberá contener como mínimo los siguientes puntos:

  1. La inclusión de un modelo, guion o protocolo de actuación en el que se definan claramente las acciones a realizar por parte del Influencer como, por ejemplo, que contenido deberá publicarse de manera obligatoria, como se desarrollará la mención de la marca o producto, el uso de determinada ropas o complementos, etc.
  2. La cantidad de contenidos que el Influencer deberá crear a favor de la marca, así como los períodos de tiempo en que el Influencer realizará las acciones acordadas.
  3. La necesidad de que los contenidos publicitarios estén intrínsecamente ligados en tiempo y forma a los propios del Influencer.
  4. La ubicación y los medios técnicos necesarios para asegurar el éxito de la campaña.
  5. La remuneración pactada entre las partes por la prestación de los servicios.
  6. Los derechos de propiedad intelectual e industrial.
  7. Las causas de disolución del contrato y su vigencia.
  8. En su caso, la inclusión de condiciones de exclusividad con la marca.

¿Por qué elegir un contrato de prestación de servicios?

El contrato de prestación de servicios es el más apropiado en estos casos puesto que se trata de un documento en el que se recogen todas las condiciones y aspectos del servicio que prestará el profesional, en este caso el Influencer, y mediante el cual la empresa o anunciante se compromete a pagar una compensación económica por los referidos servicios debidamente prestados.

Además, cuando las condiciones de una prestación de servicios quedan correctamente acordadas por escrito, se podrá exigir su cumplimiento judicialmente en caso de que aconteciera cualquier discrepancia en el futuro entre las partes.

Otros aspectos importantes a tener en cuenta cuando trabajamos con Influencers

Los aspectos adicionales que se deberán tener en cuenta a la hora de trabajar con un Influencer deberían ser, en primer lugar, seleccionar al Influencer adecuado en función del público objetivo de la publicidad, y, en segundo lugar, escoger a un Influencer que verdaderamente crea en el producto o marca, se identifique con el y sepa transmitir o comunicar adecuadamente la filosofía y profesionalidad de la marca.

En definitiva, lo más importante para las empresas o marcas es encontrar a un Influencer que tenga una potente interacción con sus seguidores y buenas dotes de comunicación para dar a conocer sus productos o servicios, asegurándose de que los valores de éste estén en conexión con los suyos.