En aras de conocer las necesidades y problemas a los que se puede enfrentar una startup, analizaremos y desarrollaremos sus distintas fases y estadios por los que atraviesa la vida de estas empresas, con un importante potencial de crecimiento y unas necesidades destacadas.

Fases por las que atraviesa una startup

 

Seed Stage

Conocida también como la etapa del “boceto”, estamos ante la etapa inicial: la de la concepción de la idea o negocio y el desarrollo de un determinado producto o servicio.

En este primer paso encontramos, a un equipo (generalmente pequeño) sin tener ningún modelo de negocio construido ni definido.

Esta es la etapa en la que surge una idea que, a simple vista parece brillante, va a revolucionar el mercado. Uno de los mayores temores de los emprendedores es que su idea sea imitada o reproducida por terceros en el mercado, pero la mayoría de ellos no hacen nada para proteger el resultado de sus ideas.

 

Early Stage

El producto ya está en el mercado con un claro modelo de negocio diseñado. Llegados a este punto, probablemente sea necesario comenzar relaciones contractuales con clientes, proveedores, usuarios… incluso es posible que subcontratemos algún tipo de actividad con un tercero.

Toda relación con alguien ajeno a la empresa ha de reflejarse minuciosamente a través de contratos donde exista una cláusula de confidencialidad, puesto que estarán compartiendo información que puede ser sensible a nuestro negocio, especialmente en etapas tan tempranas como ésta y la anterior. De esta manera estarán protegiendo toda información que no puede ser protegida registralmente como son los secretos empresariales o el know-how.

En resumen, un buen acuerdo de confidencialidad ha de recoger las condiciones de la transferencia de información confidencial, los usos permitidos, cómo custodiar la información, la devolución o destrucción de la misma, la posibilidad o imposibilidad de comunicársela a terceros, y en caso de hacerlo, cómo se debe proteger al realizar dicho envío, etc. Por todo eso, es fundamental contar con un equipo de expertos que pueda analizar detalladamente todos estos aspectos.

 

Growth stage

La Startup ya está construida y establecida, es el momento de crecer. Nos encontramos ante una posición más o menos consolidada en el sector y unos beneficios estables. Los productos y servicios siguen mejorándose y haciéndose más competitivos.

En el caso de una Startup, los servicios prestados pueden ser varios: uso del software, mantenimiento, actualizaciones, gestión de ineficiencias, aplicaciones… por eso llegados a este punto es importante que tengan buenos contratos modelo de licencias de uso o acuerdos de servicio con posibilidad de ser adaptados al caso concreto para tener mayor captación de clientes.

Es normal que en este estadio en el que se encuentre la Startup se idee una página web para promocionar tanto a la empresa como a los servicios que proporciona. Para ello sería necesario, además de registrar un nombre de dominio, establecer el Aviso Legal, Política de Cookies, Política de Privacidad y el “pop-up” mediante el cual se pone sobre aviso a los internautas del uso de cookies en la web.

Aunque esta cuestión pueda parecer menor, es fundamental que tenga en cuenta la estricta necesidad de cumplir con las normativas en materia de comercio electrónico y privacidad aplicable, además de mantenerse actualizado de toda la legislación que aplica a estos temas.

 

Expansion Stage

Llega un momento en el que la empresa debe dar el salto, expandirse a otros mercados y segmentos. Se trata, por tanto, de un momento delicado, pues cada paso ha de estar bien medido y con una estrategia clara. El riesgo ante errores es mayor.

Aquí el apoyo de financiación externa es fundamental. En este momento donde captar inversores es imprescindible. Para ello la estructura que tenga nuestra empresa es muy importante a efectos de mostrar solidez para atraer capital externo.

Es importante determinar el vehículo legal necesario para la explotación de su proyecto y acompañamos en el desarrollo de las actuaciones de carácter mercantil, como pueden ser: la constitución de una sociedad, preparación y negociación del pacto de socios, ampliaciones de capital, etc.

Además toda relación con terceros internacionales debe quedar contractualmente fijada, estableciendo las leyes a las que estaría sometida la relación, así como el fuero al que estarían vinculados en caso de conflicto.

 

Exit

Tras todo el proceso empresarial de la startup llega (o no) el planteamiento de la venta (exit). Hablamos en estos casos de la adquisición por parte de otra compañía que ve en ella una oportunidad para crecer o mejorar su producto o servicio (en este caso, la compra puede ser por fusión o manteniendo ambas marcas y firmas de una manera independiente en el mercado). Para ello es necesario dejar bien atado todo tipo de activos, propiedades y asegurar todas aquellas condiciones que han dado lugar al traspaso.

 

Letslaw

Estas son las diferentes fases en las que se podría dividir el ciclo de vida ideal de una startup. Los cinco pasos que suelen repetirse entre los proyectos exitosos y que se suelen producir en un corto espacio de tiempo. Lo más importante para sobresalir en el mundo del emprendimiento es completar cada fase con prudencia y cumpliendo con todos los requisitos para dar pasos firmes y no en falso.
En Letslaw vuestro asesoramiento legal tiene en cuenta las necesidades concretas de los emprendedores y comprende desde la determinación del vehículo legal hasta el acompañamiento en todas las actuaciones de carácter mercantil de su startup.