Te contamos cómo vender en Amazon y los aspectos legales a tener en cuenta como el IVA y otros. Uno de los mejores canales para llevar a cabo la venta de productos para eCommerce y profesionales es Amazon Business.

Este marketplace aglutina todo tipo de productos y servicios que van mucho más allá de los típicos productos que un usuario de tipo medio imaginaría. En Amazon puedes encontrar desde unos auriculares para tu iPod, siguiendo por una tienda de campaña, hasta llegar a coches e incluso embarcaciones recreativas.

Se trata sin duda de uno de los marketplaces con más actividad a nivel mundial.

En este contexto, son muchos los comercios que inician su actividad digital a través de este gigante.

No obstante, pese a las ventajas y oportunidades que otorga la posibilidad de hacer ventas vía Amazon, son varios los aspectos legales y fiscales que deberemos tener en cuenta para no tener problemas en materias tales como fiscalidad, marcas, propiedad intelectual, Consumo, competencia, Medio ambiente, salud y seguridad, gestiones de residuos y aparatos eléctricos y electrónicos, etc.

A lo largo de este artículo analizaremos los principales puntos a tener en cuenta acerca de esta problemática legal y fiscal.

Aspectos legales a tener en cuenta para vender en Amazon

Uno de los puntos que deben tenerse en cuenta es todos aquellos relativos a propiedad intelectual e industrial, así como el etiquetado y marcaje de los productos.

En este sentido, resultará fundamental que todos aquellos elementos gráficos y marcarlos que utilicemos para etiquetar nuestros productos dentro de la plataforma de Amazon no estén protegidos por derechos de autor, de manera que dichos terceros puedan llegar a interponer una acción judicial frente a nuestro eCommerce, o incluso lleguen a cerrar nuestro canal de venta en Amazon Business.

Además, dependiendo de la marca en cuestión que estemos comercializando, es posible que necesitemos permisos del titular de la marca en determinados estados miembro, y ello para no incurrir en un conflicto de competencia entre distribuidores en exclusiva o con el propio titular de la marca.

Asimismo, es necesario tener en cuenta obligaciones de marcaje y etiquetado. Por ejemplo, nuestros artículos deberán incluir el distintivo CE en el caso de que cumplan con los requisitos aplicables a la normativa europea del producto en cuestión del fabricante.

Por otro lado, deberemos de considerar todos aquellos requisitos aplicables en Europa sobre productos del sector textil, productos en contacto con alimentos, reciclaje, etc.

Consideraciones relacionadas con el IVA

A propósito del IVA o impuesto de valor añadido, es posible que como vendedor se te solicite dicho registro en función de la cantidad de ventas que lleve a cabo tu negocio por Amazon, así como el lugar donde se realice el stock del producto.

En el caso de que el inventario del producto se almacene en Europa, es posible que tengas que tramitar devoluciones de IVA en el país desde el que se envían los productos, así como el país al que los envías.

Por otro lado, en muchos países de Europa, los clientes esperarán la recepción de una factura con IVA una vez se realice la venta, sobre todo en relación con aquellos productos de mayor valor, especialmente en el caso de consumidores alemanes e italianos.

Otros aspectos a tener en cuenta

Por último, quisiéramos hacer mención igualmente a otro de los aspectos que muchos distribuidores y fabricantes no son del todo conscientes: los aparatos eléctricos y electrónicos.

Si vendemos productos de este tipo, o que incluyan este tipo de componentes, deberemos de contar con un plan de recogida y reciclaje RAEE en cualquier estado miembro de la UE en el que vendas tus productos.

Letslaw es un despacho especializado en Derecho digital, comercio electrónico y nuevas tecnologías.