Un abogado especialista en redes sociales cuenta con conocimientos específicos para defenderte ante cualquier problema derivado del uso de redes. El uso las redes sociales y los medios digitales se hace en ejercicio del derecho a la libre expresión, e implica la capacidad de una persona de expresar y difundir libremente sus pensamientos, ideas y opiniones.

Sin embargo, la libertad que otorga el anonimato en redes sociales y la facilidad de expresión de las ideas permite que en algunos casos se lleven a cabo conductas ilícitas que atentan contra el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen de otras personas.

En Letslaw ofrecemos una orientación sobre los abusos en la red como abogados especialistas en redes sociales, abusos y delitos.

Tipos de delitos en las redes sociales

En este sentido, procederemos a hacer referencia a los principales delitos e ilícitos que se pueden llevar a cabo por medio de las redes sociales y que atentan, sobre todo, contra el derecho fundamental al honor, a la intimidad y a la propia imagen.

Existen diferentes tipos de delitos penales en redes sociales que son investigados:

  • Delito de odio: aquel que se hace contra una persona o un colectivo por motivos racistas, étnicos, ideológicos, religiosos, etc.
  • Delito de amenazas: encuadrado en los delitos contra la libertad.
  • Delito de injurias y calumnias: son dos delitos diferentes. Los dos se engloban dentro de los delitos contra el honor. El delito de injurias lesiona la dignidad de otra persona, y la calumnia es la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

En cuanto a la naturaleza civil, la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y la propia imagen, otorga una protección vía civil a estos derechos frente a las injerencias o intromisiones que resultan de una extralimitación al derecho a la libre expresión. Concretamente establece protección frente a:

  • La divulgación de hechos relativos a la vida privada de una persona o familia que afecten a su reputación y buen nombre.
  • La revelación de datos privados de una persona o familia conocidos a través de la actividad profesional u oficial de quien los revela.
  • La captación, reproducción o publicación por fotografía, filme, o cualquier otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares o momentos de su vida privada o fuera de ellos, salvo los casos previstos en el artículo octavo, dos.
  • La divulgación de expresiones o hechos concernientes a una persona cuando la difame o la haga desmerecer en la consideración ajena.

Privacidad de datos en las redes sociales

Cada vez que publicamos algo en una red social perdemos el control sobre ese contenido. Aunque lo borremos, quedará como mínimo registrado en los servidores de la red social y cualquiera que lo haya visto puede haber hecho uso de esa información, ya sea difundiéndola o copiándola.

Es cierto que las redes sociales juegan un papel importante en cuidar nuestra privacidad, pero también es responsabilidad de todos. Hay que cuidar el tipo de contenido que se comparte, los datos que se brindan y sobre todo si son de una tercera persona.

Una red social es un medio que bien utilizado puede brindarnos muchos beneficios en lugar de afectar, pero debemos utilizarlos responsablemente, empezando por leer las políticas de privacidad, configurando adecuadamente las mismas y cuidando el contenido que subimos.

¿Cómo actuar ante un delito cometido a través de una red social?

Las propias redes sociales tienen sus propios canales de denuncia ante amenazas e insultos de seguidores, especialmente cuando muchos proceden de cuentas fake que únicamente se crean con el propósito de insultar o amenazar.

No obstante, esta vía puede quedar en vano porque las políticas de la red social devuelvan al usuario la cuenta en unos días o que el usuario se cree otra nueva para seguir con los insultos o amenazas.

Ante esta situación, lo más sensato, siempre que el insulto o la amenaza tengan la suficiente entidad, es ir a la policía a poner una denuncia. El grupo de investigación de delitos tecnológicos abrirá una investigación, que suele ser sencilla y eficaz. Es fácil obtener información a partir de un link y localizar a la persona que ha usado esa cuenta para delinquir.

Letslaw

Letslaw cuenta con un equipo de abogados especialistas en derecho de las nuevas tecnologías y protección de datos, que ofrecen sus servicios profesionales para sus clientes nacionales e internacionales operando a todos los niveles.
Si necesitas más información o tienes cualquier duda ponte en contacto con nosotros o pincha aquí.