¿Eres influencer y cuentas con miles de seguidores? ¡Atento! Esto puede interesante

Tienes gran presencia y credibilidad en las redes sociales, cuentas con miles de seguidores, llegas a personas en todo el mundo y eres objeto de campañas publicitarias de grandes marcas.

No solo eres objeto de deseo de agencias y marcas que quieren promocionar sus productos contigo, además con cada publicación tuya recibes miles de likes y comentarios con una repercusión que traspasa redes sociales llegando incluso a la prensa escrita. Garantizar la privacidad y la seguridad de tus cuentas en redes sociales es fundamental para ofrecer un valor añadido a tus anunciantes y diferenciarte para evitar incidentes de seguridad que perjudiquen a las marcas que representas.

¿Has pensado alguna vez en tu seguridad en las redes sociales? ¿Sabes lo que es una brecha de seguridad?

Una brecha de seguridad es una violación de la seguridad que ocasiona destrucción, pérdida o alteración accidental o ilícita de datos personales, lo que implica todos tus datos y los de tus seguidores. Si alguien consigue burlar tus medidas de seguridad y  acceder a tus datos y sistemas, puedes despedirte, no solo de tu reputación online sino también de tu credibilidad en redes,  teniendo consecuencias nefastas para tu bolsillo.

Por la gran cantidad de datos que manejas puede ser que debas plantearte contratar a un DPO para que supervise el cumplimiento de la legislación vigente en protección de datos, coopere con la autoridad de control y vele por la conservación de documentación que contenga datos personales.

Todos los riesgos a los que te expones deben ser gestionados y, mucho mejor prevenir que curar. Por ello es importante tomar medidas preventivas suficientes para identificar, evaluar y tratar los riesgos asociados al tratamiento de datos personales y asegurar los principios de protección de los datos personales a través de una herramienta acorde como es la Evaluación de Impacto.

Además desde el punto de vista técnico, contar con un SOC (Security Operations Center) especializado en Redes Sociales supone una mejora fundamental que te ayudará a profesionalizar todas las actividades de monetización de tus cuentas ofreciendo a tus anunciantes un plus de seguridad.

¿Tengo las medidas de seguridad adecuadas?

La suplantación de identidad o phising se aprovecha de la vulnerabilidad de la seguridad para apropiarse de datos de usuarios de forma fraudulenta. El phising puede tener objetivos muy dispares, como llevar a cabo estafas o pedirte una cantidad de dinero para recuperar tu cuenta y tu identidad.

Tu credibilidad y tu reputación en redes depende, aunque no lo creas, de cómo aseguras tu cuenta. Tu credibilidad se ve afectada por la imagen poco profesional que muestras al ser suplantado y al no tomar en serio tu seguridad y tus datos poniendo en riesgo tu reputación con una opinión pública negativa que limitará tus posibilidades para hacer colaboraciones y campañas publicitarias.

¿Has oído hablar de la autenticación de doble factor?

Se trata de un nivel adicional de seguridad disponible tanto para tu dispositivo móvil como para redes sociales. De esta forma, al activar la autenticación de doble factor, siempre que quieras iniciar sesión aparecerá una alerta avisando de que alguien está intentado iniciar sesión, generándose un código para iniciar sesión correctamente. Esta clave temporal te permitirá dotar de mayor seguridad a todos tus accesos, minimizando la posibilidad de que tu cuenta quedé expuesta a terceros por cualquier tipo de incidente de seguridad.

De esta forma contarás con garantías adicionales para que no te suplanten la identidad, aunque siempre necesitarás el apoyo de profesionales para protegerte a ti y a tus activos.

¿Tengo derechos de imagen?

Por supuesto que sí, la publicación de la propia imagen a través de las redes sociales puede generar grandes ingresos derivados de la explotación del derecho de la propia imagen, que es un derecho constitucional definido en el artículo 18.1 de la Constitución y regulado en la Ley Orgánica 1/1982, sobre la protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

El derecho a la propia imagen es inalienable, irrenunciable e imprescindible y se puede explotar únicamente por el titular del mismo. La vulneración de este derecho puede producirse por la captación, reproducción o publicación de fotografías y videos sin contar con tu consentimiento pudiendo llegar a obtener ventaja económica a tu costa.

Es por ello que debes prestar atención al uso que haces de tu propia imagen en distintas redes sociales y el uso ilícito que pueden llegar a hacer los terceros a través de cuentas falsas que generan confusión entre tus seguidores y los potenciales consumidores de los productos y servicios que publicitas.  La monitorización activa y automática 24×7 es vital para proteger tus derechos, así como los de las marcas a las que representas.

Por último, la explotación del derecho de imagen es objeto de contrato con terceros para los que necesitarás contar con el mejor asesoramiento para obtener los mayores beneficios con la mayor seguridad, así como la contratación de un seguro de responsabilidad civil. Igualmente, las rentas obtenidas por estos contratos serán objeto de tributación y tienen una tributación especial.

                                                 ¡Contacta con nosotros para asesorarte!