Con motivo del estado de alarma decretado por el Gobierno español el pasado 13 de marzo de 2020 a causa del COVID-19, el Ministerio de Consumo del Gobierno de España, gracias a las alertas y advertencias por parte de las asociaciones de exjugadores, ha detectado un considerable aumento en el consumo de los juegos y apuestas online (sobre todo, en los tipos de juego como el casino o el póker online) durante este periodo de confinamiento derivado del decreto del estado de alarma en España.

Así, y en palabras de Alberto Garzón, ministro de Consumo, el confinamiento al que está sometida la población española supone “una situación explosiva que puede derivar en un problema patológico para determinados grupos sociales”.

Por ello, el Gobierno ha decidido prohibir la publicidad en cualquier soporte (televisión, radio, plataformas online, etc.) de todo tipo de juegos de azar y apuestas, así como también la publicidad de bonos (con excepción de las propios sitios web de las casas de apuestas) y de cualquier tipo de promociones y regalos por parte de las empresas con el propósito de fidelizar o captar clientes, mientras dure el estado de alarma (esto es, hasta el 12 de abril por el momento), con excepción de la franja horaria comprendida entre la una y las cinco de la madrugada, y únicamente a través del soporte televisivo.

Estas medidas han sido adoptadas por el gobierno e incluidas dentro del paquete de medidas recogidas en el Real Decreto 1/2020,  de  31  de  marzo,  por  el  que  se  adoptan  medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19 (denominado como el segundo decreto de escudo social), para evitar que las entidades dedicadas al juego de azar y apuestas online se lucren con la ansiedad y preocupación de los ciudadanos españoles más vulnerables a este tipo de publicidad y prácticas de juego en esta situación de extrema preocupación generalizada y confinamiento obligatorio, y que de esta forma se potencie el consumo compulsivo y patológico de este tipo de prácticas online (especialmente en menores de edad, jóvenes o personas diagnosticadas con algún tipo de trastorno de juego).

No obstante lo anterior, el gobierno ha confirmado que ya están preparando una nueva norma independiente que regulará de manera específica este sector y que incluirá las mismas prohibiciones y limitaciones en materia de publicidad de juegos de azar y apuestas online, excluyendo de estas limitaciones las retransmisiones televisivas y radiofónicas de eventos deportivos que se lleven a cabo a partir de las 20.00 horas.

La adopción de este paquete de medidas supondrá una caída sin precedentes de la inversión publicitaria y afectará de manera considerable, sobre todo, a las radios y a la televisión. Esta situación está suscitando una importante preocupación en el sector de los medios de comunicación españoles (en especial, a los medios deportivos que dependen en gran medida de la inversión en publicidad) al ver en peligro su sostenibilidad económica con motivo de estas prohibiciones.

Teniendo en cuenta lo anterior y como es lógico, la entrada en vigor de estas medidas, y próximamente de una norma que regulará con mayor especificidad estas limitaciones y prohibiciones, ha suscitado las quejas y el desacuerdo de la Asociación Española de Juego Digital (JDigital), que ha respondido a través de un comunicado oficial que estas medidas supondrán un duro varapalo no sólo en el sector del juego de azar y apuestas online, sino también en otros sectores como es el caso de los medios de comunicación con la caída de la inversión en materia de publicidad.

Por último, estas medidas limitativas y prohibitivas en materia de publicidad de juegos de azar y apuestas online entrarán en vigor, y por lo tanto serán de obligado cumplimiento, a partir de los dos días siguientes a la publicación del Real decreto-ley en el Boletín oficial del Estado (BOE), esto es, a partir del jueves 2 de abril de 2020.