Los Usuarios de plataformas como YouTube desean poner a disposición del resto de terceros sus obras sin perder los derechos sobre las mismas. Es por ello, que YouTube tiene muy en cuenta los derechos de los titulares de derechos de autor. Regulando y estableciendo un control en materia de copyright, protegiendo los derechos de autor de los usuarios dentro de un entorno digital, como es YouTube.

¿Cómo se protegen los derechos de autor en YouTube?

YouTube tiene habilitada una sección dentro de su propio sitio web donde se recoge la información sobre derechos de autor. Concretamente, debemos destacar:

El Real Decreto Legislativo 1/1996 regula las disposiciones legales vigentes sobre derechos de autor protegiendo las obras literarias, las películas, la música, etc. Al ser YouTube un canal donde se comparten vídeos, es muy importante que se protejan los derechos de autor de los titulares de las obras.

La propia plataforma cuenta con una herramienta que sirve para detectar e identificar contenido infractor y así gestionar los titulares de derechos de autor su contenido. En este sentido, cuando los titulares de derechos se percaten de que existe contenido o material que coincida con el suyo, podrán bloquearlo para que deje de reproducirse.

Para poder utilizar la herramienta, los titulares de derechos de autor, deberán obtener una autorización. Deben tener los derechos exclusivos de una cantidad considerable de material original que se utilice a menudo en los vídeos que sube la comunidad de creadores de YouTube.

Asimismo, YouTube también supervisa y gestiona las impugnaciones. De este modo se aseguran que se cumple con lo establecido en las directrices de la Plataforma y cumplen con la normativa de derechos de autor.

Faltas por incumplimiento de derechos de autor

Principalmente, cuando hablamos de una plataforma como YouTube, que pone a disposición de los usuarios y permite compartir videos en el entorno digital, el mayor incumplimiento en materia de propiedad intelectual, es la acción de subir contenido al canal de YouTube que vulnere los derechos de autor de sus titulares. Es decir que contenga material protegido por derechos de autor.

No tiene porque ser un vídeo completo, basta con pequeños fragmentos que contenga un vídeo para que este vídeo sea bloqueado por incluir material protegido por derechos de autor.

Impugnar una reclamación de Content ID

Se reciben reclamaciones de Content ID, cuando se detecta contenido de otra persona en el canal de otro usuario de YouTube. En este caso, el titular de los derechos de autor podrá bloquear el vídeo.

Una vez recibo la reclamación, el usuario que ha recibido la reclamación podrá:

  1. No realizar ninguna acción.
  2. Recortar el contenido afectado (por ejemplo: retirar la música, cambiar la música, etc.)
  3. Impugnar la reclamación.

Cuando el usuario decide impugnar la reclamación, esta decisión se debe a que considera que el sistema o herramienta ha identificado erróneamente tu vídeo o porque posee los derechos necesarios para emplear el contenido protegido por derechos de autor en la plataforma de YouTube. De este modo, el titular de los derechos recibirá una notificación donde se le comunique la impugnación y dispondrá de 30 días para responder.

En casos en los que se produzcan reclamaciones de forma continua, reiterada o inadecuada, YouTube puede imponer penalizaciones en sus vídeos o canales.

En Letslaw, como abogados expertos en el Derecho Digital y en el ámbito de la Propiedad Intelectual, estamos especializados en este tipo de disputas en Plataformas como YouTube.