¿Te preguntas para qué sirve el certificado bancario de aportaciones sociales? Al momento de constituirse una sociedad, es necesario que se determinen las aportaciones de los socios o accionistas que la componen. El monto aportado por cada uno de ellos definirá su grado de participación en la empresa.

Al realizarse la inscripción, es necesario hacer constar en la escritura “las aportaciones de cada socio realice o, en el caso de las anónimas, se haya obligado a realizar, y la numeración de las participaciones o de las acciones atribuidas a cambio.” (Articulo 22 LSC).

Una de las formas de acreditar esa aportación es a través del otorgamiento de un certificado bancario de depósito del importe. El certificado bancario de aportaciones sociales tiene como fin ser garantía para los acreedores de la sociedad y el resto de los socios.

Previo al momento del otorgamiento de la escritura, el depositante puede retirar el dinero, debiendo entregar el certificado. Sin embargo, una vez que se otorga, el depósito es propiedad de la sociedad.

La acreditación de las aportaciones dinerarias ya no es necesaria

La ley 11/2018 introduce modificaciones a la Ley de Sociedades de Capital entre las cuales está la supresión del requisito de acreditar la aportación por medio de un certificado bancario para las Sociedades de Responsabilidad Limitada. En lugar de este, los socios pueden realizar una manifestación de “que responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales de la realidad de las mismas.”

Reducción de trámites en la constitución de sociedades de responsabilidad limitada

La eliminación de este requisito constituye una importante ventaja a la hora de constituir una sociedad. Pues, esta flexibilización del régimen, siendo necesario solo una manifestación por parte de los socios traerá en algunos casos como consecuencia la economización del tiempo que toma el proceso de inscripción. Esta simplificación significa entonces un importante beneficio para emprendedores que quieren dar forma legal a su negocio.

¿Qué es necesario para constituir una sociedad limitada a partir de ahora?

Una vez tomada la decisión de constituir una sociedad limitada, se debe presentar una solicitud ante el registro mercantil para obtener el certificado negativo de denominación social. Este acredita que no existe una empresa con ese nombre. Luego se deben redactar los estatutos sociales, los cuales son las nomas internas que regularan el funcionamiento de la sociedad.

El certificado emitido por el registro, los estatutos sociales, deben presentarse ante notario para firmar la constitución de la sociedad y para que otorgue escritura pública. Luego se debe obtener de hacienda un N.I.F. provisorio, el alta en el Impuesto de Actividades Económicas y la declaración censal de IVA.

Con toda la documentación anteriormente detallada deberás inscribir la sociedad en el Registro Mercantil del domicilio social de esta. También esta inscripción debe contar en el B.O.R.M.E.

LETSLAW

En Letslaw somos expertos en asesorar a nuestros clientes tanto en la constitución de su sociedad, como en las distintas operaciones durante el desarrollo de esta. Contamos con un equipo de profesionales preparados para ayudarte de manera rápida y eficiente en todas las etapas de la vida de tu empresa.

Creemos y apostamos por el emprendimiento y por ello ofrecemos un servicio integral sobre la normativa vigente y aplicable en todos los ámbitos jurídicos de la compañía. Contacta con nuestro departamento de derecho comercial para tener respuestas legales personalizadas y adaptadas a las necesidades de tu negocio por parte de un abogado mercantil.