logo

La problemática de las patentes farmacéuticas

LetsLaw / Propiedad Intelectual  / La problemática de las patentes farmacéuticas
patentes farmacéuticas

La problemática de las patentes farmacéuticas

Analizamos la problemática surgida en torno a las patentes farmacéuticas. Durante la crisis de la COVID-19 se ha mencionado en repetidas ocasiones la problemática entre las farmacéuticas y la liberación de las patentes de sus vacunas, pero ¿Qué beneficios reporta su liberación y por qué no se va a producir?

La naturaleza de la patente es la protección de la propiedad intelectual sobre un producto para que este no pueda ser reproducido sin autorización. En el caso de las patentes farmacéuticas se aplica cuando se descubre y desarrolla un medicamento, de tal manera que la empresa descubridora patenta el nuevo medicamento y así, nadie más pueda fabricarlo.

La empresa en posesión de la patente tiene control del precio y producción, lo que se deriva en que algunos medicamentos tengan un precio muy elevado y quede inaccesible para los que no puedan pagar tales cantidades.

Actualmente se está viviendo la problemática e incertidumbre de las vacunas ya que están en posesión de las empresas descubridoras. Fuentes que guardan estrecha relación con las farmacéuticas han alegado en su defensa que: “En estos momentos es más rápido que se fabriquen las vacunas existentes en otras fábricas que se libere la patente, porque los procesos de aprobación de genéricos, al menos en Europa, son como los de los originales, con lo que se tardarían meses hasta que una fábrica pueda ponerse a fabricar genéricos”.

Muchos expertos recuerdan la crisis de 1998 en África debido a la epidemia de VIH que provocó la petición de los gobiernos de África de la retirada de la patente en los fármacos para poder proporcionar a los ciudadanos medicinas de prevención del Sida y así, poder frenar las muertes que se estaban produciendo.

Entonces las farmacéuticas se negaron y tardaron 10 años en llegar los medicamentos antirretrovirales a las zonas que los necesitaban.

Con el temor de que esto se vuelva a producir la OMS lanzó una propuesta que acelerase la producción de vacunas mediante un Acceso Mancomunado a la Tecnología contra la COVID-19 o también conocido como el C-TAP.

El C-TAP se creó en junio de 2020 para poder compartir de manera voluntaria conocimientos, datos y propiedad intelectual de tecnologías sanitarias para poder luchar de manera eficaz contra esta crisis; pero la realidad es que no han tenido las respuestas positivas que esperaban obtener.

Este es un mecanismo global para compartir de forma voluntaria conocimientos, datos y propiedad intelectual de tecnologías sanitarias para la lucha contra covid.

El C-Tap fue creado por la OMS en junio de 2020 y unos 40 países lo suscriben, pero como explica a BBC Mundo Raquel González, responsable de relaciones externas de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), el programa hasta ahora ha tenido muy pocas respuestas.

La otra alternativa que se contempla es la presentada en la Organización Mundial de Comercio que supone la suspensión de los derechos de la propiedad intelectual mientras se considere que hay pandemia o crisis sanitaria.

La finalidad que se pretende obtener con estas propuestas es permitir que los países en desarrollo puedan aumentar su producción de vacunas y que así, se les pueda suministrar a sus poblaciones.

Ahora mismo solo fabrican la vacuna las compañías que poseen la patente

En Europa surgió el debate de suspender los derechos de propiedad intelectual mediante un levantamiento del mismo, el parlamento está dividido por aquellos que no conciben que se siga respetando tal derecho y que debería preverse que en momentos excepcionales se apliquen medidas extraordinarias.

El debate nace a consecuencia de los números que encontramos: Canadá con una reserva de dosis que le permitiría vacunar a su población más de tres veces, UE posesión de vacunas para asegurar protección del 227% a sus ciudadanos y la India, con un acceso suficiente para dar la vacuna a un 8% de sus habitantes.

Los cuatro principales partidos de España votaron NO a la liberación de las patentes propuestas por Sudáfrica y la India en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Se está aún en proceso de desarrollo de lo denominado como “tercera vía”, medida propuesta por la OMC junto con las empresas farmacéuticas para poder llegar a una solución que reporte beneficio a todas las partes en mayor o menor medida.

Contáctanos

    Acepto recibir comunicaciones comerciales perfiladas por parte de LETSLAW, S.L. conforme a lo dispuesto en nuestra Política de Privacidad - + Información