WhatsApp anunció el pasado jueves 25 de agosto de 2016 que modificaba sus términos y condiciones después de 4 años sin actualizarlos a pesar de los constantes cambios de la mayor aplicación de mensajería instantánea que existe. Muchos de estos cambios conllevan importantes efectos sobre los derechos de privacidad del usuario ( el doble check azul, las llamadas, la adquisición por parte de Facebook o el cifrado de las conversaciones)

A continuación os explicamos los puntos más relevantes de estos cambios:

Puntos clave de la modificación de sus términos y condiciones de uso.

  • WhatsApp comparte su información con el resto de empresas de la familia Facebook (es decir, otras ocho), para personalizar el servicio, mejorarlo, aumentar su seguridad o mostrar anuncios relevantes. Y esto mismo ocurre al revés, la familia Facebook dará información a WhatsApp para los mismos propósitos.
  • WhatsApp no tendrá banners publicitarios; aunque si podrás recibir ofertas comerciales de los futuros perfiles comerciales, como pueden ser servicios de paquetería, mensajes comerciales de agencias de viajes, etc.
  • Cualquier servicio de WhatsApp, Facebook o empresas del grupo podrá promocionarse en WhatsApp.
  • La agenda de tus contactos se comparte por completo con WhatsApp, concretamente los números de teléfono que ya tienen contratado el servicio como aquellos que no lo tienen.
  • Las fotos y videos populares podrán conservarse en los servidores de WhatsApp durante 30 días.
  • Existe la opción de pedirle a WhatsApp que elimine una foto, estado, mensaje… por infracción de copyright.
  • La información personal se sigue tratando y procesando en Estados Unidos. Pero ahora también se habla de “otros países”. Y no se hace ninguna mención al Privacy Shield como mecanismo para este tipo de transferencias.

Una vez comentados los puntos clave o que más nos pueden perjudicar nos queda plantearnos lo siguiente:

1.- ¿Qué información está siendo compartida con Facebook y la familia de empresas de Facebook?

Se comparte la información de tu cuenta que incluye lo siguiente: Tu número de teléfono móvil y todos los números de teléfono de la libreta de direcciones de tu teléfono móvil, tu nombre de perfil, foto de perfil y mensaje de estado.

Insisten mucho en que el mensaje (incluidos tus chats, fotos, videos, mensajes de voz, documentos y ubicación) no se comparte con Facebook y el resto de empresas del grupo.

Por lo tanto, los mensajes no, pero todo lo demás que conforma el perfil de usuario de WhatsApp se comparte con nueve empresas y para todo tipo de usos.

2.- ¿Puedes negarte a que se compartan tus datos?

Cuando aceptas los nuevos términos de uso de la Plataforma, ya que si no los aceptas no podrás seguir usando su servicio, dispondrás hasta el 25 de septiembre de 2016 para desmarcar la casilla (marcada por defecto) de compartir la información de tu cuenta de WhatsApp con la de Facebook.

Esta opción de impedir la cesión de tu perfil a Facebook solo incluye lo relativo al uso de tus datos para publicidad y oferta de productos en Facebook, por lo que para el resto de usos tu información seguirá compartiéndose.

Hacen una matización pasada por alto para la mayoría de usuarios y es la siguiente: “[…] tus chats y número telefónico no serán compartidos en Facebook independientemente de este ajuste” Es decir está diciendo que tus datos no se compartirán “en” Facebook en lugar de “con” Facebook, por lo que la empresa está jugando con el lenguaje para esconder sus verdaderas intenciones.

3.-¿Es tan problemático que dos servicios compartan entre sí información de sus usuarios?

Depende de los datos que finalmente compartan. WhatsApp y Facebook aseguran en sus políticas de Privacidad que entre la información compartida nunca estarán ni mensajes ni su contenido.

Pero respecto a la cesión de datos de tu perfil todavía no tenemos una respuesta clara, ya que siempre que se cedan datos de un usuario debe precisar el previo consentimiento expreso del afectado, y las posibilidades de los usuarios para evitar la cesión de sus datos se reducen a: “no marcar la casilla de aceptación de la política” o bien dentro de la misma aplicación acceder a Ajustes y desmarcar la casilla (marcada por defecto) de “Compartir la información de mi cuenta en Facebook”. Por lo que ¿Esto se considera consentimiento explícito del usuario? No, ya que la casilla no debería estar marcada por defecto, debería ser un opt-in, es decir, que el usuario tuviera que hacer clic para dar el consentimiento para la cesión de sus datos. Esto nos lleva a plantearnos: ¿Estamos ante una cesión ilegal de datos?

Tendremos que esperar para ver cómo evolucionan estos cambios y cómo nos afectan a los usuarios de ambas aplicaciones, mientras tanto la Agencia Española de Protección de Datos está estudiando los cambios introducidos y el impacto que estos cambios pueden tener sobre la privacidad y protección de datos de los ciudadanos. Asimismo el Grupo de Autoridades de Protección de Datos de los Estados de la Unión Europea ha anunciado que vigilará los cambios realizados por la compañía.

A continuación os dejamos un enlace de los primeros comentarios de la AEPD:

https://www.agpd.es/portalwebAGPD/noticias-inicio/news/2016_08_29-ides-idphp.php

 

Letslaw es un despacho de abogados especializado en protección de datos, derecho digital y reputación online.