Durante muchos años el sector de la banca ha sido conservador y ofrecía pocas facilidades de interacción a los usuarios. Con la llegada de la tecnología el sector ha tendido a la modernidad a pasas agigantados suponiendo ello la aparición de nuevos operadores.  Estos nuevos operadores, empresas Fintech, son los llamados Neo Banks y Chanllenger Banks,

LOS NEO BANKS

A la hora de entender este tipo de operador hay que tener en cuenta que son startups que ofrecen al usuario una cómoda interacción, así como una gestión sin coste y fácil de dominar.

Al fin y al cabo, los bancos, pese a su capacidad económica, no han podido adaptarse lo suficientemente rápido a las demandas de los usuarios. El clásico sistema de sucursal e interacción en oficinas está llegando a su fin.

A la hora de entrar a analizar los servicios de los Neo Banks, disponen de servicios más sencillos que la banca tradicional, aunque algunos están limitados como el crédito, reduciéndose al pago y transferencias.

De igual forma, este tipo de operadores incluyen medidas de seguridad tecnológicas avanzadas que desde el primer momento facilitan al cliente una gestión segura, por ejemplo, el login a través de huella dactilar o reconocimiento facial.

Dentro de los Neo Banks hay que tener en cuenta los dos tipos existentes conforme el origen de sus fondos. Por un lado, existen Neo Banks cuya colaboración con otra entidad bancaria facilita su creación, su entrada en el mercado y tener una garantía adicional debido a contar con un operador de referencia.

Por otra parte, tenemos Neo Banks que no tienen apoyo de una entidad bancaria, debiendo solicitar una licencia de pago electrónico y contar con una importante inversión económica.

Si embargo, en los dos casos, no se dispone de una licencia bancaria que permita operar con los mismos servicios que una entidad bancaria. Dicha licencia, permite ofrecer servicios de crédito y asegura el dinero de los usuarios a través del Fondo de Garantía de Depósitos.

Los Neo Banks al solo tener una licencia de dinero electrónico, podrán realizar pagos y transferencias, pero el resto de los servicios de banca no los podrá ofrecer, aplicando además garantías de depósitos a cargo de un fondo propio. 

LOS CHALLENGER BANKS

Los Challenger Banks siguen siendo Neo Banks con sus ventajas en materia tecnológica, pero con los servicios propios de las entidades bancarias. Al tener una licencia bancaria pueden operar con crédito, cajeros de todo el mundo, pagos sin comisione y libertad de gestión en el extranjero. 

Al final, disponen de la misma tecnología que los Neo Banks, con la tecnología más avanzada en seguridad, libertad de operaciones con cuentas internacionales, operar con diferentes divisas (incluidas las criptomonedas) y sin comisiones.

El público actual de estos operadores es gente joven que prefiere el control de su economía a través de un dispositivo móvil.

SIMILITUDES Y DIFERENCIAS

Ambos operadores aplican la última tecnología, facilitando un servicio cómodo al usuario a través de su dispositivo móvil. Por tanto, la principal diferencia no se encuentra en la experiencia sino en el alcance de los servicios, los cuales pueden llegar a alcanzar el mismo tamaño que los de un banco tradicional siempre y cuando dispongan de una licencia bancaria.

No obstante, la mayoría de los Neo Banks con el aumento de reputación e ingresos es probable que busquen alcanzar la posición de un Challenger Bank. Un ejemplo de ello lo podemos encontrar en N26, la Fintech alemana ha tenido un crecimiento exponencial los últimos años. 

Pese a ello, los Neo Banks tienen aún un largo camino que recorrer, puesto que debido al producto que ofrecen y cómo lo ofrecen es posible que genere desconfianza en muchos sectores de la sociedad, tal vez debido al desconocimiento de su origen.

letslaw

Letslaw es una firma de abogados internacionales especializada en el derecho de los negocios.