Los diferentes agentes que operan en el mercado con respecto a la figura del Influencer permiten un sistema en alza y tremendamente rentable a nivel económico. Las marcas o anunciantes utilizan cada vez más estas figuras para promocionar y realizar campañas publicitarias para sus productos o servicios debido a las características propias de los Influencer.

 

En Letslaw tenemos las claves sobre la relación entre el Influencer y los anunciantes.

 

¿Qué es un Influencer?

El Influencer, también llamado en España Influenciador (siendo esta última una adaptación traducida del anglicismo más común), es una persona que ostenta un grado de influencia suficiente para promover o sosegar procesos sociales. Pero siendo esta definición demasiado amplia, vamos a centrarnos en lo que se considera un Influencer a nivel publicitario.

El Diccionario LID Marketing directo e interactivo (2017) define a los Influencer como “las personas que generan información de productos, servicios o, gracias al fenómeno de las redes sociales, de cualquier tema de actualidad. Regularmente se especializan o hablan de un tema o categoría en específico y, por lo general, tienden a interactuar y a participar con otros usuarios compartiendo sus opiniones, pensamientos, ideas o reflexiones”.

Según Hans Hatch (“Influenciadores ¿Quiénes son realmente?”, Revista Digital Merca 2.0.) existen una serie de características que otorgan al Influencer ese carácter propio que le define.

Las características propias de los Influencer son:

  • Alcance: El medio del Influencer es la Red Social, que usará para llegar al máximo número de receptores posible.
  • Proximidad: El estilo propio de las Redes Sociales permitirá al Influencer crear relaciones cercanas e interactuar con sus receptores.
  • Experiencia: La mayoría de los Influencer están especializados en materias muy específicas como los videojuegos, el cine, la literatura o la moda.
  • Relevancia: Estará enmarcada por su número de seguidores y la eficiencia con la que el Influencer opere en una Red Social o grupo.
  • Credibilidad: La transparencia y la reputación del Influencer son necesarias para aumentar y conservar su número de seguidores.
  • Confianza: Las Redes Sociales como medio permiten al Influencer crear un ambiente de fraternidad, así como lazos emocionales con sus seguidores.

El conjunto de estas características permite al Influencer llegar a un nivel de retroalimentación con el receptor que ningún operador anteriormente ha sido capaz de conseguir.

 

Las soluciones para los Influencer y los anunciantes.

Supongamos que empresa anunciante decide utilizar la figura del Influencer para promocionar sus productos o servicios. De esta forma el Influencer realizara la labor promocional a través de sus redes sociales por medio de herramientas como blogs, videoblogs, tweets, fotos, etc.

Cabe la posibilidad de que, por las características de las acciones propias de los Influencer, sea sencillo que la detección por el usuario medio de nuestra intención publicitaria se vea mermada, ya sea por el contenido que el Influencer suba a las redes sociales ya sea por la sutileza o estilo que irradie el propio Influencer.

Pero, ¿cómo solucionamos esta situación y así evitamos sanciones en materia de publicidad?

  • Identificación de la comunicación: No son pocas las campañas realizadas en las redes sociales por las agencias de publicidad o los propios anunciantes que incluye en su contenido la identificación como publicidad del mismo. A nuestro entender, al contratar un Influencer sería práctico identificar sus interacciones conforme a la publicidad de nuestro producto o servicios con la palabra “publi” o “publicidad”.
  • Identificación del emisor: Dentro de las acciones que el Influencer haga en sus redes sociales y para evitar confusión también debería identificarse el anunciante o responsable de la comunicación publicitaria de forma directa en la propia acción o de forma que la identificación se realice de forma redireccionada (i.e. mediante un enlace a la página del principal).

 

¿Qué debemos tener en cuenta cuando firmemos un contrato de Influencer?

 Para definir el contrato entre el Influencer y el anunciarte debemos advertir que como tónica habitual en el mercado se hace uso del contrato de obra o de prestación de servicios. Damos por supuesto que con interés por realizar una acción legal y bien fundada en Derecho la relación entre ambos debe ser formulada en forma de contrato por escrito, máxime teniendo en cuenta que la mayoría de los Influencer no gustan del clásico e interminable contrato en el más estricto sentido jurídico.

Como sucede con Letslaw, cada día son más los despachos que desarrollan sus actividades en el marco de la propiedad intelectual, la propiedad industrial y el derecho de las nuevas tecnologías, acercando poco a poco la contratación a este tipo de figuras y realizando los escritos de forma más amigable y clara sin perder el rigor necesario para la vinculación contractual, costumbre que a nuestro entender se ve más útil y próxima al público.

Esto no significa que no sea necesario que el principal tenga la relación formalizada por escrito, pero en la práctica habitual del mercado existen infinidad de acuerdos verbales y contratos para campañas publicitarias con Influencers que solo se han realizado mediante email o de forma oral.

En un buen contrato de Influencer debemos describir de forma clara y concisa qué acciones son las que este va a realizar para publicitar nuestro producto o servicio, teniendo siempre en cuenta que serán acciones de medios y no de resultado.

Aunque cada Influencer es diferente y eso se verá reflejado en su contratación, la cual será flexible, desde Interactive Adverstising Bureau Spain nos orientan una serie de especificaciones comunes sobre las acciones en los contratos de Influencer:

  • La posible creación de un modelo de guion o protocolo de actuación para que el Influencer siga al realizar sus acciones en las redes sociales. En este se incluirá qué contenido tendrá que publicarse de forma obligatoria (e.g. la mención de la marca del producto o servicio, eslóganes y frases propias del principal, uso de determinada ropas o complementos, etc.).
  • La cantidad de contenidos que el Influencer utilizará para la campaña publicitaria y su extensión, también será importante determinar en qué periodos de tiempo el Influencer realizará las acciones. Gracias al control que esta especificación otorga al principal, este podrá adecuar su campaña de marketing a la actividad contratada con el Influencer y, de tal forma, magnificar la eficiencia de su campaña de publicidad en general.
  • La necesidad de que los contenidos publicitarios estén intrínsecamente ligados en forma y tiempo a los propios del Influencer. Esto resulta necesario en cuanto en tanto a la sutileza de la campaña promocional (e.g. si un Influencer realiza un video sobre videojuegos, durante o tras ese video es el momento adecuado para presentar la publicidad sobre la nueva consola de videojuegos del principal).
  • La ubicación y los medios técnicos necesarios para asegurar el éxito de la campaña. En esta se especifican los lugares donde se realizan las promociones y con qué herramientas se creará el contenido.

Debemos tener en cuenta a la hora de realizar estas limitaciones en el contrato, que los Influencer son figuras creativas que no suelen gustar de ataduras y limitaciones.

Es por esto que es de especial importancia el papel del abogado que realizará el escrito, siendo la redacción del mismo crucial para el entendimiento entre el principal y el Influencer.

 

LETSLAW

En Letslaw contamos con un equipo legal para Influencers y agencias de medios con amplia experiencia en el asesoramiento y defensa jurídica para el estricto cumplimento de las últimas novedades legislativas.