¿Está protegida la reputación de tu empresa en las redes sociales? ¿Tienes una política interna sobre el comportamiento que tu equipo debe adoptar en las redes sociales e Internet? ¿hay un código de conducta y unas pautas de actuación fijadas para tu Community Manager?

Las redes sociales juegan un papel cada vez más importante en la vida cotidiana y es por ello que el objetivo de las empresas es estar presentes en ellas a través de campañas de marketing online, social media marketing, estrategias de SEO y SEM etc.

Además, el capital humano de las empresas, tanto empleados como directivos, confía en sitios como Facebook o Twitter para el día a día en su vida privada pero, a menudo, puede suceder que no se distinga entre el trabajo y su vida personal. A veces no somos conscientes del poder de la red y de las consecuencias que supone el interactuar en ella, por lo

que es esencial contar con unas pautas de actuación claras sobre el comportamiento en las diferentes redes sociales en conexión con las empresas.

Desde LETSLAW ofrecemos un nuevo servicio de Social Media Compliance (SMC),  para  que su empresa pueda gestionar eficazmente y de forma legal las oportunidades y ventajas que ofrecen las redes sociales como LinkedIn, Twitter, o Facebook.

4  CLAVES PARA UNA ADECUADA GESTIÓN DE NUESTRA REPUTACIÓN ONLINE CORPORATIVA

–       POLÍTICA. El SMC comienza con la introducción de una política interna en tu empresa que fije las pautas de actuación del capital humano de una empresa en las redes sociales. Esta política interna debe ser de obligado cumplimiento en relación al comportamiento en las redes sociales.

Es decir, si Paula del Departamento de Contabilidad tiene un perfil en Facebook y Paula puede ser asociada con tu empresa, la política de SMC permite limitar lo que Paula podría y no podría publicar en su perfil de Facebook en relación con la empresa, con el fin de no dañar la imagen de marca y el good will empresarial.

Asimismo, debe quedar regulada cualquier actividad o comentario relacionado con la empresa que puedan realizar  empleados o terceras personas ajenas a la empresa en blogs, sitios webs en los que se pueda opinar o dejar comentarios etc. puesto que éstos están al alcance de todos los usuarios y pueden ser fácilmente localizables, lo que perjudicaría una vez más la reputación de tu empresa y tu marca ante posibles clientes o frente a la opinión pública.

–       FORMACIÓN.  Para que el equipo humano de tu empresa sea consciente de las limitaciones que se exigen en cuanto a sus actuaciones en las redes sociales e Internet en general, se debe impartir una formación a todo el capital humano de las empresas con respecto a las redes sociales e Internet y su utilización.

–   CONTENIDO. ¿qué ocurre si un tercero publica un tweet o un comentario que directa o indirectamente afecta a tu empresa? ¿tenemos realmente un control del contenido que se publica en Internet y las redes sociales ace

rca de nuestra empresa? Debe existir una normativa interna sobre la publicación de contenidos relacionados con la empresa en Internet y las redes sociales, en relación con los trabajadores de la empresa. Por otro lado, debe existir una política de actuación para el adecuado control de los contenidos de terceros que se publican en Internet y que pueden dañar nuestra reputación online.

–       SUPERVISIÓN. No solamente deben existir políticas internas de comportamiento en las redes sociales sino que se deben implantar medios de supervisión para controlar el cumplimiento de estas políticas.

A través del SMC, se le facilita a las empresas, la supervisión y el control de los canales de comunicación social de la empresa, permitiendo de esta forma una óptima gestión de la reputación online corporativa, ya que gran parte de lo que se dice en la red sobre una empresa o una marca lo componen comentarios en redes sociales, blogs etc.

Además, con el SMC también se establece un procedimiento de actuación interno ante posibles actividades contrarias a la ley que realicen terceros en las redes sociales y que tengan que ver con nuestra empresa para tomar las medidas pertinentes.

En definitiva, una buena política de SMC mitiga el riesgo de que la imagen de nuestra empresa se vea dañada y aumenta la confianza y good will de la empresa que tendrá una política de actuación uniforme y unas reglas claras de actuación que conoce todo el personal de la empresa.

El departamento de Nuevas Tecnologías de LETSLAW especializado en SMC ofrece:

–        Evaluación de los riesgos que podrían afectar a su firma en el área del Social Media.

–        Supervisión y acciones legales contra contenidos que se publiquen en Internet o redes sociales que puedan afectar negativamente a la imagen de la empresa.

–        Creación de los documentos personalizados para su firma;

  1. Política interna de comportamiento en redes sociales para empleados.
  2. Política y pautas de actuación que deben tener en cuenta los diferentes departamentos de su empresa en lo relativo a las redes sociales.
  3. Contratos de SEM y SEO.
  4. Contratos de Community Manager y código de conducta
  5. Formación a su empresa y al capital humano que forma parte de ella sobre la utilización de las redes sociales y las cuestiones legales que les afectan.