¿Te preguntas qué es un plan de igualdad y quiénes están obligados a tenerlo? La Ley que regula la igualdad efectiva de mujeres y hombres, publicada el 7 de marzo de 2019, introdujo diversas modificaciones. Entre las más importantes está la ampliación de las empresas que están obligadas a tener un plan de igualdad y los plazos de que disponen para elaborar los mismos.

¿Qué es un plan de igualdad?

Un plan de igualdad, de forma resumida, se refiere a un conjunto de medidas y herramientas que permiten a una empresa corregir y mejorar aquellos aspectos negativos en materia de discriminación que puedan haberse detectado mediante un diagnóstico previo negociado. Su objetivo es evitar discriminaciones laborales por razón de sexo.

¿Qué empresas están obligadas a implantar? ¿De qué plazo se dispone?

Hasta la modificación llevada a cabo, únicamente estaban obligadas a tener un plan de igualdad las empresas con una plantilla superior a 250 empleados. Existiendo ayudas para aquellas empresa que no estaban obligadas en el caso de que, a pesar de ello, decidiesen implementar un plan de igualdad.

Pues bien, desde la modificación operada en el mes de marzo de 2019, las empresas que cuenten con una plantilla de entre 151 y 250 personas trabajadoras también están obligadas a tener un plan de igualdad desde este mes de marzo de 2020.

Asimismo, las empresas de más de 101 y hasta 150 personas trabajadoras deberán contar con el plan de igualdad a partir del mes de marzo de 2021 y las empresas de 50 y hasta 100 personas trabajadoras, a partir de marzo de 2022.

Los anteriores plazos serán de aplicación salvo que el convenio colectivo o la autoridad laboral obligue a ello en otros términos.

En consecuencia, solo las empresas de menos de 50 trabajadores no tendrán obligación de tener un plan de igualdad.

¿Cómo se elabora un plan de igualdad?

Las fases de elaboración del plan, que debe ser negociado entre la empresa y la representación de los trabajadores, son las siguientes:

  1. Constitución de la comisión negociadora: comisión encargada de la negociación del Plan de igualdad.
  2. Diagnóstico: Fase en la que se detectarán aquellas áreas o materias en las que es más necesario implantar medidas de igualdad y se establecerán los objetivos a alcanzar para cumplir con el principio de igualdad de oportunidades y no discriminación (acceso al empleo, clasificación profesional, formación y promoción, condiciones salariales, tiempo de trabajo y conciliación, acoso sexual y por razón de sexo, etc.). En general, acciones positivas tendentes a eliminar cualquier práctica laboral que suponga trato discriminatorio por razón de sexo.
  3. Diseño, aprobación, redacción y registro del plan: Una vez identificados los objetivos, se procede a la proposición de medidas por ambas partes y negociación de las mismas, al diseño del Plan, su aprobación, redacción y registro.
  4. Implantación: Fase de ejecución de las medidas recogidas en el Plan.
  5. Seguimiento y evaluación: La finalidad del seguimiento es conocer cómo va su implantación y subsanar aquellas dificultades que puedan obstaculizar el desarrollo de cada una de las acciones que contempla el plan de igualdad. Básicamente consiste en realizar un seguimiento continuo de los resultados obtenidos y la inversión económica, material y humana realizada.

¿Puede la empresa ser sancionada?

Con carácter general, la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social tipifica como falta grave el incumplimiento de la obligación de tener un plan de igualdad, pudiendo ser sancionada tal infracción con multa de entre 626 a 6.250 euros. Además, dicha norma prevé sanciones accesorias que se podrán imponer según el incumplimiento empresarial en que se haya incurrido, tales como pérdidas de ayudas y bonificaciones.

Letslaw es un despacho de abogados especializado, entre otras áreas, en derecho laboral y ofrece asesoramiento en cualquier materia de dicha índole, incluido la elaboración de planes de igualdad.

letslaw

Letslaw es una firma de abogados internacionales especializada en el derecho de los negocios.