Las normas ISO (Organismo Internacional de Estandarización), son normativas que sirven para organizar la gestión en los diferentes ámbitos de las compañías y están compuestas por guías, sistemas y métodos de gestión. Es importante tener en consideración que estas normas son voluntarias, pero cada vez son más los proveedores de servicios que las aplican ya que sus clientes les exigen su cumplimiento para la prestación de los servicios.

Además, la aplicación de normas ISO en una empresa resulta conveniente de cara a establecer un alto nivel de reputación tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

¿Qué son las normas ISO?

Existen tres principales categorías de normas ISO:

  • Las normas ISO dirigidas a la gestión de calidad: Estas sirven para estandarizar los niveles de calidad de productos y/o servicios que serán vendidos a los consumidores.
  • Las normas ISO dirigidas a la gestión de medio ambiente: Estar sirven para establecer herramientas para respetar el entorno y sus ecosistemas.
  • Las normas ISO dirigidas a la gestión de riesgos y seguridad: Estas sirven para evitar los diferentes tipos de amenazas que pudieran advertirse u ocasionarse en un entorno corporativo o empresarial.

¿Qué debe tener en cuenta una empresa que solicita un certificado ISO?

Todas aquellas compañías que hayan decidido establecer e implantar una normativa ISO dentro de su seno empresarial, deberán de tener en cuenta diferentes circunstancias propias de dicha aplicación y su consecuente obtención de certificado según la norma ISO que se esté implantando.

Dependiendo del tamaño de tu empresa y del tipo de norma ISO, la primera variable a tener en consideración sería la económica. Esto se debe a que certificar a una empresa en una norma ISO implica un desembolso económico para la empresa.

Será de extrema importancia acudir a un consultor de calidad para que se establezcan en la empresa todos los requisitos para la certificación de la norma ISO. Además, las consecuencias a medio y largo plazo de dicho desembolso económico inicial serán positivas debido o bien a una mayor productividad de la empresa o bien a un alto nivel de reconocimiento y reputación por parte de sus clientes.

Por otra parte, será imperativo cumplir con todos los requisitos legales establecidos en la norma ISO que se vaya a implantar en la empresa. Muchas veces, el papel de los abogados es indispensable en este tipo de procesos, ya que muchas normativas ISO van aparejadas de cumplimiento normativo de diferentes leyes nacionales y comunitarias como puede ser la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD) o el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos o RGPD).

También se deberá invertir en capital humano formado en calidad. En este sentido, la mecánica principal para poder desarrollar estos activos es la formación. Numerosas empresas prestan servicios de formación que pueden adaptarse a las necesidades de los diferentes tipos de empresas. Por último, será necesario tener en cuenta la necesidad de contar con que las empresas desarrollen procesos internos destinados a que los trabajadores sean conocedores de el estado de la implantación de las normas ISO, estableciendo reuniones de equipo y reuniones generales.

Plan paso a paso para la certificación ISO

Normalmente, para desarrollar un proceso de certificación de una normativa ISO se debe atender a tres pasos o fases principales:

  1. Fase documental.
  2. Fase de evaluación.
  3. Fase de calificación.

En Letslaw, además de ser especialistas en protección de datos y nuevas tecnologías, contamos con abogados que pueden ayudar a las empresas a implementar las normas ISO, con el objetivo de dar garantía y seguridad a nuestros clientes para el correcto desarrollo de sus empresas u organizaciones.