El gambling, las apuestas deportivas y otras actividades relacionadas como bingos online, plataformas de póker, y en general todas las actividades relacionadas con las apuestas online, han ido ganando usuarios en España durante los últimos años, hasta alcanzar cifras de gasto que superan los 4.166 millones de Euros.

De hecho, y según los datos publicados por la Secretaría de Estado de Hacienda, si en el año 2013 el gasto total de los españoles era de 1.445 millones, esto quiere decir que hemos triplicado el dinero destinado al sector del Gambling.

A propósito de este asunto, en otros países de la Unión Europea como en Italia se ha aprobado recientemente el denominado como “Decreto Dignità”, que, entre otras cuestiones, prohíbe la publicidad de actividades de juego y apuestas. Además, a partir del 1 de enero de 2019 se prohibirá en Italia el patrocinio de eventos por parte de las empresas que lleven a cabo este tipo de actividades.

En este contexto, surge la necesidad de cuestionarse si el sector del Gambling y su regulación en España resulta adecuada, y cual es la normativa más relevante de aplicación.

 

¿Está regulado el Gambling en España?

En relación con la publicidad relativa al Gambling, en España se redactó en el año 2011 un Código de Conducta sobre comunicaciones comerciales de las actividades de juego, de forma conjunta entre la Dirección General de Ordenación del Juego y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (AUTOCONTROL).

No obstante lo anterior, y pese que casi todos los agentes del sector del juego online se encuentran adheridos a este código de autorregulación, lo cierto es que a nivel nacional no existe un reglamento a día de hoy sobre esta área de la publicidad.

Por otro lado, y a propósito de la regulación del Gambling, en España contamos con la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de Regulación del Juego (en adelante, LRJ), así como otros reales decretos (RD 1613/2011, por el que se desarrolla la LRJ en lo relativo a los requisitos técnicos de las actividades de juego; RD 1614/2011, por el que se desarrolla la LRJ en lo relativo a las licencias, autorizaciones y registros del juego), así como otra normativa complementaria que hace que la regulación de España en esta materia sea una de las más completas de nuestro entorno.

 

¿Cómo protege la ley a los usuarios de casinos y casas de apuestas?

La legislación impone a los casinos online y casas de apuestas una serie de obligaciones a la hora de ofrecer sus servicios de juego online.

En este sentido, se establece por ejemplo una serie de límites para los jugadores: la gran mayoría de casinos online en España ofrecen a sus usuarios la posibilidad de establecer límites de tiempo y dinero para sus juegos y apuestas.

En las plataformas de los casinos, se ofrece una serie de indicaciones sobre juego seguro, con indicaciones sobre Juego Responsable, en la cual, los usuarios pueden encontrar una serie de orientaciones sobre cómo evitar ser víctimas de ludopatía.

Asimismo, los casinos cuentan con sistemas de encriptación para que todo el flujo de información y datos de los usuarios estén protegidos y no puedan ser objeto de técnicas de phishing o pharming.

Por otro lado, tanto los portales de juego online disponen de un Generador de Números Aleatorios, asegurando que los resultados de las combinaciones ofrecidas en los juegos online sean aleatorias.

Por otro lado, y a propósito de la protección de los menores, es preciso destacar que no está permitido el acceso a casino online por parte de menores de edad, personas vulnerables o discapacitadas. En este sentido, los usuarios que se registren tendrán que aportar en el momento de registro su DNI, y el casino o casa de apuestas podrá comprobar la identidad de cada jugador, pudiendo expulsar a los jugadores de estas casas de apuestas.

Letslaw es un despacho de abogados especializado en derecho digital y juego online