La figura de Compliance Officer es de vital importancia en la dirección de empresas ya que es la persona que se encarga y asume la responsabilidad de asegurar el cumplimiento normativo penal. Esta figura puede ser ejercida tanto por personas físicas individuales, por órganos colegiados, por abogados o bufetes externos a la empresa.

 

¿Qué es?

El Compliance Officer es una figura clave en la toma de decisiones empresariales. A pesar de no estar expresamente regulado en el marco jurídico español, este cargo tiene por función principal de ejercer la supervisión y vigilancia respecto al cumplimiento normativo de la empresa para prevenir los riesgos penales.

Debido a los numerosos requisitos y exigencias legales, El Compliance Officer es cada vez más importante y se le imponen mayores deberes y responsabilidades.

 

¿Qué hace un Compliance officer?

Un Compliance Officer tiene principalmente obligaciones de supervisión y vigilancia que derivan del apartado 2 del artículo 31 bis del Código Penal.

La persona jurídica puede quedar exenta de responsabilidad si la supervisión del funcionamiento y cumplimiento del modelo de prevención que ha sido implantado fue confiada a un órgano de la persona jurídica que tenga poderes autónomos de control e iniciativa. O que tenga la función de supervisar la eficacia de los controles internos de la persona jurídica. También se da esta exención en el caso de que no se produzca omisión o ejercicio insuficiente de sus funciones de supervisión, vigilancia y control por parte de este mismo órgano con poderes autónomos.

En otras palabras, el Compliance Officer tiene la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos de la normativa. Así como identificarlos, establecer medidas preventivas y correctivas, analizar cambios estatutarios y reguladores.

No solo se limita a estas tareas, sino que además tiene que sensibilizar y formar a los empleados de la compañía sobre estos temas para que apliquen la normativa y realizar una verificación periódica del modelo y su modificación.

 

¿Cuáles son sus responsabilidades?

Las responsabilidades del Compliance Officer en España son básicamente las de informar de los posibles riesgos e incumplimientos de la normativa. Para ello, debe llevar a cabo tareas de seguimiento, control, implementación, capacitación y notificación a los órganos de gobierno de la empresa de las posibles deficiencias de cumplimiento normativo.

En otras palabras, el Compliance Officer tiene que verificar la adecuación y corrección del Mapa de Riesgos determinando. Siempre que se haya llevado a cabo la correcta evaluación de riesgos que se han utilizado como modelo de prevención y han permitido el estudio y la descripción de los posibles riesgos.

En definitiva, no dirige, no tiene función ejecutiva, sino de asesoramiento y recomendación.

Cabe recalcar que esta figura se enfoca en dos aspectos. Primero, su prioridad es la de cumplir las reglas externas. Segundo, este, se preocupa por establecer sistemas internos de control que se impone para lograr el cumplimiento de las normas externas impuestas.

Además, tiene que redactar un manual sobre información y formación sobre el Modelo de Prevención. El Compliance Officer, se encarga de formar al personal, así como de sensibilizarlo. Por personal debemos entender que también incluimos al equipo directivo, la formación y sensibilización se lleva a cabo para todos; inicialmente y periódicamente.

Las responsabilidades que el Compliance officer asume pueden variar según la empresa, el organigrama o sector. Pero siempre se deberán tener en cuenta y seguir las líneas generales de actuación de la Normativa ISO 19600.

Esta Normativa ISO 19600 debe ser considerada como una serie de directrices, una guía de referencia internacional para implementar, evaluar, mantener y mejorar el Sistema de Gestión de Compliance.

En conclusión, el Compliance Officer cumple con un rol crucial que conlleva una gran responsabilidad para ayudar a las organizaciones a administrar el riesgo de sufrir sanciones, multas, contingencias, daños…. Así como mantener la reputación positiva y evitar demandas.

letslaw

Letslaw es una firma de abogados internacionales especializada en el derecho de los negocios.