El reloj avanza y el “Día del Brexit”, programado para el próximo 29 de marzo, se acerca. La falta de progresos sustanciales experimentados hasta ahora abre las puertas a un escenario de “no acuerdo“. 

Un escenario que la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, evocó en el congreso de su partido el pasado 3 de octubre: “Si todos vamos en direcciones diferentes en busca de nuestras propias visiones del Brexit, corremos el riesgo de no tener ninguna salida”.

En ese contexto, el gobierno del Reino Unido publicó el pasado 24 de septiembre la primera ola de directrices técnicas, incluidas las  pertenecientes a los derechos de propiedad intelectual en caso de un Brexit “sin acuerdos”. Estas abarcan marcas y diseños industriales, indicaciones geográficas, derechos de autor, agotamiento de derechos y patentes.

En cuanto a las marcas registradas y los diseños, el Reino Unido se asegurará de que los derechos de propiedad de todas las marcas registradas en la UE y los diseños de la Unión Europea registrados continúen siendo protegidos y se mantengan en vigor en el Reino Unido al proporcionar una marca o diseño equivalente en dicho país.

La INTA (International Trademark Association), de la que Letslaw es miembro activo, ofreció varios intercambios con la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido (UKIPO) y otras partes interesadas para ofrecer recomendaciones adicionales sobre temas clave.

Seguiremos vigilando los progresos y avances de las negociaciones de este momento histórico cuyas consecuencias afectarán varias ramas del mundo de la propiedad intelectual e industrial.