Cómo evitar problemas legales de consentimiento en APPs. Conoce las cláusulas de consentimiento en las aplicaciones y consejos de Letslaw sobre el derecho al olvido y la portabilidad. Las novedades de la RGPD en materia de protección de datos para desarrollar la actividad empresarial con garantía y seguridad.

Cada vez podemos encontrar más empresas que recurren a las apps para lanzar una nueva solución a su modelo de negocio, creando un espacio en el que tratar con sus clientes de forma más cómoda, y los usuarios se decantan por descargarlas para acceder a un trato más personalizado.

Cómo evitar problemas legales

En lo que a los derechos del usuario se refiere, ¿qué textos legales debe contener nuestra aplicación?

A nivel legal a la hora de crear la app es imprescindible estar actualizado con la normativa correspondiente, sobre todo en lo que a protección de datos se refiere. Además, la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Protección de Datos refuerza las obligaciones en este sentido, otorgando más garantías al consumidor en lo que hace referencia a su información personal.

El Reglamento introduce nuevos elementos, como el derecho al olvido y el derecho a la portabilidad de datos para poder recuperarlos en un formato que permita transferirlos a otro responsable de tratamiento designado. Con ello el Reglamento pretende mejorar la capacidad de decisión y control de los ciudadanos sobre los datos personales que confían a terceros. Entre otras medidas, existe un deber de informar previamente sobre una serie de aspectos, a través de distintos textos “condiciones de uso” “políticas de privacidad” o “avisos legales”. En ellas tiene especial importancia todo lo referente al tratamiento de datos personales y privacidad del usuario.

Cláusulas de consentimiento en aplicaciones

El Reglamento ofrece varias vías para aplicar una base legal sólida al tratamiento de datos. La base jurídica más utilizada en el entorno digital de las aplicaciones es el consentimiento. El consentimiento es reforzado por el RGPD y ha de ser libre, específico, informado e inequívoco, consistiendo en una declaración o una clara acción afirmativa, no admitiéndose el consentimiento tácito.

Para obtener el consentimiento la app pueden usar casillas, pero el RGPD establece que las casillas premarcadas o la simple inacción no constituyen una forma válida de prestar el consentimiento. Además, cuando se vayan a utilizar los datos para varios propósitos, se tendrá que recabar el consentimiento para todos ellos, pudiendo el interesado retirarlo en cualquier momento.

Consejos para recabar consentimiento en aplicaciones

Es un hecho que los cambios tecnológicos superan la capacidad legislativa y en concreto, en materia de seguridad de datos, el sector se regula a través de los principios recogidos en el nuevo Reglamento de Protección de Datos Personales. Para ello es fundamental tener responsabilidad de la protección de datos en una app: en la descarga de la aplicación, la recogida de datos, proveer a los usuarios de información completa sobre el tratamiento de sus datos y asegurarse que reciben notificaciones detalladas de la finalidad de su uso.

Independientemente del tipo de consentimiento, será necesario que de forma previa a acceder a los datos del usuario es necesario obtener el consentimiento informado del mismo.

Ofrecer seguridad de forma proactiva y adaptándose a todas las normativas se convertirá en un valor que el usuario apreciará y afectará en su decisión de descarga o compra a través de una app.

Letslaw

Con la llegada del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que será de aplicación a partir del 25 de mayo de 2018, los principales cambios van enfocados a proporcionar una mayor seguridad los usuarios y a fortalecer los derechos de los ciudadanos para que tengan todas las opciones de control sobre sus datos.

En Letslaw somos un despacho especializado en nuevas tecnologías, ofreciendo asesoramiento completo con compromiso, seguridad y cercanía.