El debate entre derecho digital y redes sociales: ¿Qué es el derecho digital? ¿Qué ocurre en Facebook e Instagram?

El uso de las redes sociales en los modelos de negocio de las empresas está a la orden del día. Por eso es tan importante el derecho digital. Internet, con la llegada de las nuevas tecnologías, ha dado un giro de 180 grados a los sistemas de la comunicación. Han cambiado los hábitos de consumo y las necesidades, lo que ha afectado de lleno a la publicidad de los productos y servicios de las empresas.

Asimismo, con las redes sociales, los negocios encuentran nuevos canales para la promoción y venta de sus productos, consiguiendo un público objetivo más activo y participativo, que les permite conocer mejor su propio mercado.

Es decir, el consumidor tradicional es ahora más activo: propone, recomienda, participa. Por eso, más que nunca, las empresas de marketing online que llevan a cabo acciones a través de las redes sociales  y de Internet, necesitan asesoría legal para proteger su reputación online ante posibles impactos negativos en su marca e imagen, generados por los usuarios que operan a través de la red.

Actualmente las redes sociales más utilizadas por las empresas son Facebook e Instagram y, evidentemente, estos canales están sujetos a la regulación vigente del derecho digital.

Qué es el derecho digital

Sin duda alguna, el derecho digital nace como respuesta a la imperiosa necesidad de contar con una normativa jurídica para toda actividad relacionada con los servicios de la sociedad de la información y comunicación. Se trata del conjunto de normas que regulan los derechos y obligaciones, tanto de las empresas como de los usuarios, en relación a campañas publicitarias, marketing online, así como de la promoción de productos y/o servicios ofrecidos a través de Internet.

Hoy en día en el entorno digital hay nuevos conceptos que han dado lugar a los sectores del social media compliance, asesoría legal e-commerce, abogado startupActualmente hay una mayor protección en el comercio electrónico, sobre todo con los cambios regulatorios de Europa, que dan mucho poder al usuario frente a las empresas.

Además, y de cara a la protección del usuario, la normativa actual también exige a las empresas que estén adaptadas al nuevo RGPD y al reglamento de E-Privacy.

¿Qué ocurre en Facebook?

Facebook es la red de redes sociales. Este medio ha pasado de ser un inocente sitio para estudiantes de Harvard a convertirse en el principal medio online, el peso pesado del intercambio de la información de entretenimiento, generador de tendencias y modas. Al medio social, no obstante, le han llovido las críticas a cuenta de la privacidad, porque tiene la mayor base de datos personal del mundo junto a Google.

En marzo de 2017 Facebook anunció una actualización de sus políticas de privacidad, para prohibir que terceras personas usen datos personales de su plataforma para la comercialización, pero esta noticia  contrasta con la reciente multa recibida meses después (septiembre de 2017) por la Agencia Española de Protección de Datos, de 1,2 millones de euros, por infracciones graves en el tratamiento de datos.

Así y todo, Facebook, con el derecho digital en las redes sociales como telón de fondo, acaba de reaccionar informando que dará prioridad a la información personal frente a la de las empresas, atendiendo a las críticas que han recibido, según su fundador y actual consejero delegado, Mark Zuckerberg, porque el contenido público de las marcas está comenzando a superponerse sobre la información personal de los usuarios. Estos cambios en Facebook limitan las estrategias en redes sociales de las empresas que utilizan este tipo de canales para la publicidad, pues tendrán más dificultad para visualizar sus contenidos y conseguir más interacción de los usuarios.

¿Qué ocurre en Instagram?

Para entender qué ocurre en Instagram, la segunda red social con mayor participación, es preciso destacar que la actual propietaria de esta red social es Facebook desde 2012, fecha de la adquisición de compra por valor de 1000 millones de dólares. Cuenta con más de 700 millones de usuarios a nivel global y su alcance podría superar los mil millones de personas en 2018.

En Instagram, que centra su actividad en las fotografías, vídeos y el poder de la imagen sobre la información, están presentes más del 90% de las mejores marcas del mundo. Al publicar información de tu empresa en este medio otorgas una licencia de uso sobre tus contenidos.

Letslaw

Respetar los derechos de autor, el contenido original, con un asesoramiento jurídico en materia online. Este es el secreto para evitar que las empresas se enfrenten a situaciones que afecten de forma negativa a sus negocios, así como a su reputación online y marca.

En Letslaw aportamos consejos con compromiso, seguridad y cercanía.