Descubre el impacto del reglamento de E-Privacy en el marketing online y el mercado digital. ¿Qué es E-Privacy  y cómo afecta a las empresas españolas?

La nueva propuesta del Reglamento sobre Privacidad y comunicaciones electrónicas  (reglamento de E-Privacy), publicada el pasado 10 de enero de 2017 por la Comisión Europea, ha revolucionado el sector de las telecomunicaciones. Sin duda, esta es una norma que presenta un importante cambio en la privacidad de los usuarios que navegan en la Red.

La Comisión Europea pretende con esta nueva regulación crear un marco normativo europeo idéntico que proteja a todas las empresas y consumidores por igual, independientemente de cuál sea su país de procedencia.

Evidentemente este nuevo cambio supondrá importantes avances para el derecho digital y la protección de datos, en general.

En el siguiente post informamos sobre los nuevos cambios que se proponen en la propuesta del Reglamento de E-Privacy, para analizar cómo afectará a las empresas que operan en el mercado de Internet, con asesoría legal en la materia y consejos para adaptar esta normativa al negocio de las compañías, protegiendo en todo caso la privacidad de los usuarios.

Qué es E-Privacy

El reglamento de E-Privacy es una nueva propuesta impulsada por la Comisión Europea, que tiene como objetivo proteger la privacidad y el contenido de las comunicaciones electrónicas de los usuarios. Se trata de una propuesta que pretende salvaguardar la privacidad de todas las comunicaciones electrónicas.

Una de sus principales causas que llevaron a la Comisión Europea a impulsar esta propuesta de Reglamento es la de establecer un control mucho más estricto por parte de los usuarios para recibir publicidad en todos los estados miembros de la UE, lo cual afecta directamente a las marcas, a los gestores de páginas web, las e-commerce y las tiendas online.

Con este debate como telón de fondo, en un contexto especialmente tenso para los medios por la caída de la publicidad, las críticas a la normativa no se han hecho esperar:

IAB Spain, la asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España, ante el posible impacto de la propuesta de Reglamento de E-Privacy y como miembro de IAB Europe, expuso las posibles consecuencias de la regulación tal y como está planteada en la actualidad.

La directora de Relaciones Institucionales de IAB Spain, Paula Ortiz, ha destacado su disconformidad con uno de los puntos principales de la propuesta del E-Privacy, que es el consentimiento. Entre otras cosas, expuso que, “centrar la privacidad de los usuarios en un consentimiento previo y general no es realista” defendiendo así el negocio de los ingresos por publicidad, que hace posible que se pueda financiar “el periodismo de calidad y plural”.  Algo en lo que coinciden las grandes conglomeraciones empresariales y Google, como Prisa, Unidad Editorial, Vocento, Atresmedia y Mediaset, que expresan su rechazo a un articulado que creen que tendrá “un impacto claro para los medios, que verán reducida su capacidad para ofrecer productos y servicios de alta calidad, así como socavada su capacidad de generar ingresos por publicidad, que es su principal fuente de financiación”.

Cómo afecta a las empresas españolas

Se establece el mismo régimen sancionador que el Reglamento General de Protección de Datos, por lo que las multas por incumplimientos pueden llegar a ser cuantiosas, ya que ascienden hasta los 20 millones de euros (o el 4% como máximo del volumen de negocio total anual global), de modo que se hace indispensable contar con un continuo asesoramiento para anticiparse a estas sanciones. Los usuarios van a tenerlo más fácil para denunciar el mal uso, al tiempo que podrán acceder con mayor facilidad a conocer qué tipo de información posee la empresa sobre ellos, para exigir su rectificación y borrado.

El usuario tendrá que configurar su navegador para que se instalen las cookies: por defecto dicho navegador tendría que estar configurado para no recibirlas, según la norma.

Letslaw

Esto es un resumen breve sobre las disposiciones que establece el reglamento de E-Privacy, no obstante este la propuesta del reglamento aún está sujeta a evaluaciones e interpretaciones por parte de los organismos competentes.

Este es un asunto que hay que tratar con especial cuidado, teniendo en cuenta las multas que se prevén en caso de incumplimientos. Por eso es importante contar con la ayuda de abogados de derecho digital, para que puedan prestar un asesoramiento y evitar cualquier tipo de sanción..

¿Quiere saber más? Contacta con Letslaw.