Reglamento General de Protección de Datos

El Reglamento Europeo 2016/679, de 27 de abril de 2016, es la norma de mayor relevancia de los últimos años en el ámbito de la protección de datos y la privacidad digital y tiene como objetivo la aplicación uniforme en la Unión Europea del derecho de protección de datos y la libre circulación de datos personales en la Unión Europea.

Todas las empresas tienen un plazo de dos años desde la entrada en vigor de este Reglamento en mayo de 2016 para adaptarse a la nueva normativa, que resultará aplicable de forma obligatoria a partir del 25 de mayo de 2018. Por ello, es importante que las empresas empiecen a familiarizarse con él con el objetivo de llevar a cabo una progresiva adaptación a la nueva normativa.

  • Asesoramiento acerca de Privacy Impact Assesments para tratamientos que puedan suponer un riesgo para los derechos y libertades de las personas
  • Evaluación de impacto de las operaciones de tratamiento previstas en la protección de datos personales
  • Revisión de todos los documentos para su adaptación al nuevo Reglamento
  • Modificación de documento de seguridad y textos legales
  • Redacción de nuevos contratos conforme a la nueva ley
  • Adecuación del tratamiento de datos a terceros
  • Informe sobre las modificaciones necesarias y recomendaciones
  • Servicio de Delegado de Protección de Datos

Nuevo reglamento RGPD

El Reglamento Europeo 2016/679, de 27 de abril de 2016, es la norma de mayor relevancia de los últimos años en el ámbito de la protección de datos y la privacidad digital y tiene como objetivo la aplicación uniforme en la Unión Europea del derecho de protección de datos y la libre circulación de datos personales en la Unión Europea, sustituyendo la Ley Orgánica de Protección de Datos del año 1999.

Todas las empresas tienen un plazo de dos años desde la entrada en vigor de este Reglamento en mayo de 2016 para adaptarse a la nueva normativa, que resultará aplicable de forma obligatoria a partir del 25 de mayo de 2018. Por ello, es importante que las empresas empiecen a familiarizarse con él con el objetivo de llevar a cabo una progresiva adaptación a la nueva normativa.

Si bien muchos de los conceptos y principios del RGPD son parecidos a la norma actual, el RGPD introduce nuevos elementos, que suponen nuevas obligaciones para las empresas y organizaciones de la UE.

Conforme nos vamos acercando a la fecha límite, el cumplimiento con las nuevas normas se hace necesario, no solo por las importantes sanciones de hasta un 4% de la facturación global anual o 20 millones de euros que se establecen, sino por la relevancia de que para muchos negocios de publicidad digital, por vez primera será necesario cumplir con las normas de protección de datos.

Desde Letslaw hacemos un repaso a este nuevo Reglamento de Protección de Datos, con objeto de informar a las empresas sobre las novedades y sus consecuencias, tanto en España como en el resto de Europa.