Registro de marcas

En el tráfico mercantil actual resulta imperativo para las empresas utilizar el registro de marcas. De esta forma podrán distinguir los productos y servicios que están comercializando. El fin es el de acercarse al consumidor y valorizar su empresa con respecto a sus competidores con el objetivo de evitar confusión en el mercado. De este modo, una marca, logotipo o una determinada imagen corporativa son bienes intangibles que forman parte del patrimonio y valor empresarial de una empresa. Por ello, estos bienes intangibles deben protegerse frente a terceros para otorgar un derecho de uso exclusivo a su titular que le permite distinguir sus productos o servicios.

En Letslaw asesoramos a nuestros clientes para inscribir el derecho exclusivo de uso de la marca ofreciendo consejo antes, con informes de viabilidad de la marca, durante y después. Teniendo la capacidad, el equipo y las competencias necesarias para proceder al registro de marcas nacional ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), registro de marcas de la Unión Europea a través de la Oficina Europea de Propiedad Intelectual (EUIPO) y marca internacional a través de la Organización Internacional de Propiedad Intelectual (WIPO).

  • Estudio e investigación previa sobre la posibilidad de registrar una marca y que tipo de registro es el más conveniente en cada caso. Así como, también proceder a la búsqueda de antecedentes para detectar otros registros que pudieran ser similares y que, por lo tanto, pudiera impedir o retrasar el registro de la marca.
  • Solicitud de registro de marca ante OEPM, EUIPO y WIPO. Así como también la realización de todas las acciones que sean pertinentes para conseguir su aceptación.
  • Preparación de documentación, escritos y examen formal y de fondo de los documentos.
  • Proceso de publicación de la marca.
  • Proceso de seguimiento y examinación de que no existe ningún tipo de impedimento legal y de que no se hayan presentado oposiciones a la marca por parte de terceros.
  • Preparación y realización de recurso de alzada ante la autoridad competente en caso de concesión parcial o denegación de la solicitud de registro de la marca.
  • Renovación del registro de la marca una vez transcurridos los 10 años desde la fecha de la solicitud inicial mediante el abono de la solicitud de la marca. En este sentido, se realiza un seguimiento de los plazos para proceder a dicha renovación.