El suplemento Jurídico del diario Expansión de hoy publica un artículo, firmado por Almudena Vigil, sobre las consecuencias legales derivadas de la modificación fraudulenta, en contra de un tercero, del contenido de Wikipedia. Por su interés, reproducimos los aspectos más rerelevantes del mismo.

La reciente difusión de una sentencia de la Sala de lo contencioso-administrativo del TSJ Galicia, de fecha 1 de abril de 2015 (recurso número 92/2015), por la que se resolvía sobre la sanción impuesta a un alumno de un Instituto que primero modificó y después difundió a través de Twiitter, la información sobre un profesor existente en Wikipedia, incluyendo contenidos que afectaban al honor del docente, trae a la actualidad las posibles consecuencias legales derivadas de estas conductas.

Y es que, dada la posibilidad de que cualquiera pueda alterar la información que aparece recogida en Wikipedia, la enciclopedia más famosa de la Red, se convierte con frecuencia en una herramienta de desprestigio para aquellos que tratan de dañar la imagen o el honor de terceros, introduciendo nuevos datos o alterando de forma ilícita, los ya existentes en la misma.

Aunque este caso estudiado por la citada senencia, se limita al ámbito de la responsabilidad disciplinaria de un menor en el ámbito educativo, lo cierto es que de una actuación de este tipo pueden derivarse diversas consecuencias legales, según explica Samuel Parra, experto en protección de datos y socio de la firma ePrivacidad.

Posibles consecuencias legales

1. En el ámbito penal

Los supuestos más graves de este tipo de conductas podrían generar para su autor responsabilidad penal por un delito contra el honor de los tipificados en los artículos 205 a 210 del Código Penal.

En el caso de que la modificación de Wikipedia se realizase para introducir información que atente contra el honor del afectado, cabría apreciar la comisión de un delito de injurias, sin que para ello sea necesario que lo publicado sea falso, pues basta con que atente contra la dignidad de la víctima incluyendo, por ejemplo, fotomontajes, afirmaciones o hechos que supongan un desprestigio o menoscaben su fama. Este tipo de hechos se castigan con penas de multa de hasta 14 meses en los casos más graves.

Si la modificación de Wikipedia se produjera para incluir alguna referencia o información relativa a que la persona afectada ha cometido un delito, cabría apreciar la comisión de un delito de calumnias, cuyas consecuencias legales son más graves y pueden llevar incluso a penas de prisión de hasta dos
años.

Con todo, las sentencias recaidas sobre este tipo de delitos no son demasiado frecuentes

2. En el ámbito civil

Las víctimas de este tipo de alteraciones malintencionadas también pueden acudir a la vía civil, según lo previsto en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, para protegerse de las intromisiones en su vida privada que afecten a su reputación y buen nombre, así como de la imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen su dignidad, menoscaben su fama o atenten contra su propia estimación.

3. En el ámbito administrativo

Finalmente, cuando la modificación de Wikipedia incluiyese información personal protegida, como el domicilio personal o el número de teléfono, aunque no tenga como fin menoscabar la reputación o fama de otra persona, o con la intención de hacerlo, en caso de que lo que se revele sean datos sobre la tendencia sexual o la filiación sindical, podría haber también una responsabilidad administrativa derivada de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal,

Dificultades para encontrar al autor

En cualquiera de los supuestos anteriores, uno de los principales problemas consiste en identificar a la persona que está detrás de dicha actuación, teniendo en cuenta que, con frecuencia, el único dato disponible es la dirección IP del usuario. Según explica el abogado Alejandro Touriño, socio del despacho Ecija, la Ley 25/2007, de 18 de octubre, de conservación de datos relativos a las comunicaciones electrónicas, establece bastantes limitaciones a la hora de facilitar información de usuarios, ya que el operador afectado sólo está obligado a colaborar en la búsqueda del titular en caso de que se trate de delitos graves.

A la hora de recabar esta información, se suele pedir auxilio al juez de la jurisdicción penal, algo que resulta más complicado en la vía civil porque, para empezar, a la hora de interponer una demanda, ésta tiene que ir dirigida contra alguien en concreto, algo que no es posible si se desconoce la identidad del autor. No obstante, las posibilidades de éxito en el ámbito civil suelen ser mayores, teniendo en cuenta el principio de intervención mínima del juez penal.

Control de sus contenidos por Wikipedia

El alto volumen de contenidos publicados en la enciclopedia (que a día de hoy, y sólo en español alcanza 1.196.571 artículos) y la gran cantidad de autores que participan en su elaboraci,ón hacen difícil un control exhaustivo de los cambios introducidos en su contenido.

Además, Wikipedia no ejerce ningún tipo de control previo de los contenidos, y sólo lo hace a posteriori en caso de que se produzca alguna reclamación
de un tercero. No obstante, las políticas de verificabilidad de Wikipedia contemplan que “todos los artículos deben tener referencias suficientes e indicar la fuente de la  información para que el lector pueda comprobar la exactitud, precisión y neutralidad del artículo”. Según explica la propia web, gracias a ello es posible “comprobar fácilmente la exactitud y precisión del artículo, así como garantizar la fiabilidad del contenido” y que “no represente únicamente la opinión
personal del autor”.